Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al seguir navegando acepta su uso.ContinuarPolitica de cookies

 

La faringitis es una inflamación de la garganta que se debe a causas infecciosas como virus, bacterias, hongos y otros factores que causan irritación, tales como respirar por la boca constantemente, tener reflujo gastroesofágico o alergias.

Dra. Guillermina Ramírez Orozco

El experto para evaluar un problema de faringitis, es el Otorrinolaringólogo. El paciente que padezca faringitis tendrá irritación, inflamación local, puede o no tener moco, dolor de garganta o sensación de resequedad, y dificultad para digerir sólidos y líquidos.

Algunas veces esos síntomas se acompañan de fiebre y malestar general o tos, ya sea seca o con flemas. Los tratamientos se enfocarán a contrarrestar la causa. En algunos casos se usará antibioticoterapia, en otros la atención de la alergia, o la investigación sobre alguna obstrucción en la nariz, como desviación septal o la hipertrofia de cornetes lo que provoca la respiración oral, en otros casos se necesitará la atención hacia un probable reflujo gastroesofágico.

La faringitis tiene diferentes pronósticos dependiendo de su causa, del tiempo de evolución, y del tipo de atención que se reciba. En la mayoría de los casos puede curarse por completo si se encuentra el origen y se atiende con oportunidad y eficazmente. Si la causa es infecciosa y no se atiende rápidamente, puede complicarse con un absceso parafaríngeo o abscesos profundos de cuello. Este tipo de complicaciones son de alto riesgo en personas diabéticas o con enfermedades que afectan al sistema inmune.

Fuente: artículo realizado en base a la experiencia y trayectoria profesional del doctor

Artículos relacionados

PIDE TU CITA YA ONLINE

Posibilidad de financiación