Asma: medidas importantes para su tratamiento

Escrito por: Dr. Raúl Dorbeker Azcona
Publicado: | Actualizado: 05/11/2018
Editado por: Top Doctors®

Actualmente, el asma es la enfermedad crónica mas frecuente en la infancia. La principal herramienta para diagnosticar el asma es la historia clínica. El paciente cursa con cuadros de tos y sibilancias de manera crónica y recurrente. Además los antecedentes de alergias personales y familiares son de gran importancia y orientan al diagnóstico.

El asma es una enfermedad crónica e inflamatoriaDr. Raúl Dorbeker Azcona

El asma es una enfermedad crónica e inflamatoria, caracterizada por obstrucción en la vía aérea, la cual es reversible y se presenta con ataques recurrentes de falta de aire, tos y sibilancias (chiflido del pecho), que varían en severidad y frecuencia de una persona a otra. Los síntomas pueden sobrevenir varias veces al día o a la semana, y en algunas personas se agravan durante la actividad física o por la noche. Actualmente es la enfermedad crónica mas frecuente en la infancia.

Causas del asma

No se sabe cuál es la causa exacta del asma. Se cree que ciertos factores genéticos y ambientales interactúan para provocar el asma, generalmente se presentan en los primeros años de la vida y estos factores son:

  • Una tendencia hereditaria a presentar alergias, que se llama atopía.
  • Presencia de asma en uno o ambos padres.
  • Ciertas infecciones respiratorias durante la infancia, sobre todo causadas por virus respiratorios.
  • Contacto con alérgenos que se transportan por el aire o exposición a algunas infecciones virales en los primeros meses o años de vida, cuando el sistema inmunitario se está desarrollando.

Algunos aspectos importantes a considerar

Si bien, no se sabe la causa exacta del asma, sí se conoce cuáles son sus desencadenantes, los cuales pueden ser:

  • Los ácaros del polvo, el pelaje de animales, las cucarachas, el moho y el polen de árboles, pastos y flores.
  • Los irritantes como el humo de cigarrillo, la contaminación del aire, las sustancias químicas o el polvo en el lugar de trabajo, los compuestos presentes en productos decorativos para el hogar y los atomizadores (un ejemplo, el fijador para el cabello).
  • Medicinas como la aspirina y otros antiinflamatorios no esteroideos, o como los betabloqueantes no selectivos.
  • Los sulfitos presentes en alimentos y bebidas.
  • Las infecciones de las vías respiratorias superiores, como los resfriados.
  • La actividad física (incluido el ejercicio).

Diagnóstico

La principal herramienta para diagnosticar el asma bronquial es la historia clínica. El paciente cursa con cuadros de tos y sibilancias de manera crónica y recurrente. Además los antecedentes de alergias personales y familiares son de gran importancia y orientan al diagnóstico.

El estudio de Espirometría es útil, ya que nos habla sobre qué tan reactivos se encuentran los bronquios; así como la respuesta a bronco dilatadores. El inconveniente es que no se puede realizar en niños pequeños.

Otra herramienta muy útil es el estudio de pruebas cutáneas (pruebas de alergia), misma que nos dará información de cuales son los alérgenos que desencadena los episodios del asma.

Tres medidas importantes en el manejo del asma

1.  Control Ambiental. Evitar el contacto con los alergenos a los cuales el paciente resultó positivo en las pruebas cutáneas. Dependiendo cuál o cuáles sean, se pueden tomar varias medidas: aspirar las alfombras, cambiar con frecuencia la propia de cama, mantener las ventanas cerradas, evitar la humedad en la casa, entre otras.

2. Medicamentos de Control. Son los que nos van a ayudar a mantener una revisión en el paciente, ya sean tomados, inhalados, untados o gotas o sprays locales. Como su nombre lo dice, su función se encarga de no alterar el curso de la enfermedad.

3. Inmunoterapia Específica. Son las denominadas "vacunas de alergia", las cuales consisten en administrar extractos de los alergenos causantes del asma como ácaros y pólenes en concentraciones pequeñas. Estas vacunas son progresivas con la finalidad de crear "tolerancia" y que el paciente pueda convivir con estos alergenos en futuras exposiciones. De esta manera, se mejorará la calidad de vida.

Se ha demostrado que esta medida es la única que modifica el curso de las enfermedades alérgicas como en la rinitis alérgica donde las vacunas evitan que progrese hacia el asma.

Por Dr. Raúl Dorbeker Azcona
Alergología

El Dr. Raúl Dorbeker Azcona es un Médico Cirujano con especialidad en Pediatría, Subespecialidad en Alergia e Inmunología Clínica Pediátrica, y cuenta con un postgrado de Alta Especialidad en Inmunodeficiencias Primarias

Cuenta con más de 10 años de experiencia y dentro de sus áreas de interés se encuentran padecimientos como Asma, Rinitis Alérgica, Conjuntivitis alérgica, Dermatitis atópica, Alergia en Alimentos y Medicamentos, así como Inmunodeficiencias Primarias (niños con infecciones de repetición)

Ha colaborado como autor y coautor de diversos artículos para revistas especializadas como el National Institute of Health y Imbiomed, enfocándose en temas relacionados con Inmunodeficiencias Primarias. 

Ha participado tanto en congresos nacionales e internacionales presentando trabajos libres, así como pláticas a nivel nacional.

Se encuentra certificado por el Consejo Mexicano de Certificación en Pediatría así como por el Consejo Nacional de Inmunología Clínica y Alergia, y es socio del Colegio Mexicano de Pediatras Especialistas en Inmunología Clínica y Alergias, de la Confederacón Nacional de Pediatría de México a nivel nacional y también socio de la American Academy of Allergy Asthma & Immunology, de la Sociedad Latinioamericana de Alergia, Asma e Inmunología, de la World Allergy Organization y de la European Society for Immunodeficiencies a nivel internacional. 

Actualmente es Jefe del Servicio de Inmuno-Alergias del Hospital Juárez Centro

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes