Enfermedad de la vesícula: mal silencioso muy común

Escrito por: Dr. Raymundo Santiago Valdovinos
Publicado: | Actualizado: 19/06/2018
Editado por: Top Doctors®

En días pasados me consultó Ana, una mujer de mediana edad, empleada de una multinacional, por un problema que le aquejaba desde hace 6 meses. Ella presentaba dolor abdominal, distensión y náuseas posterior a los alimentos y se había automedicado con infinidad de fármacos sin mejoría alguna. Después de revisarla con estudios de imagen y laboratorio se detectó de manera oportuna la causa de sus síntomas: Ana presentaba litiasis vesicular, coloquialmente llamada piedras en la vesícula.

  El 14.3% de la población total en México y el 20.5% de las mujeres    padecen litiasis vesicular

 Litiasis no es igual a gastritis

 La enfermedad de la vesícula biliar es uno de los problemas de         salud más importantes que afecta a las mujeres después de los 40     años, con serias implicaciones médicas, sociales y económicas. A   mayor edad aumenta el riesgo de padecerla y durante el embarazo   se incrementa aún más. Los factores genéticos juegan un papel   importante, sin embargo, también los ambientales como las largas   jornadas laborales, no comer en horarios específicos o ingerir   comidas poco saludables.

 Los síntomas pueden ser muy severos y dolorosos, sin embargo,   entre un 65 y 80% de las piedras en la vesícula no producen   síntomas o incluso pueden ser tan leves que simulen una colitis o   gastritis. En la mayor parte de los casos es un dolor que inicia bruscamente, constante y en la parte alta del abdomen, acompañado de náusea, vómito (70%-80%) y no es raro que los pacientes presenten ictericia (coloración amarilla en ojos y piel).

La función de la vesícula es ser un reservorio de la bilis, concentrarla y expulsarla al intestino, para así ayudar en la digestión y absorción de las grasas

Una adecuada solución

Cuando la vesícula tiene anatomía alterada, no presenta adecuada movilidad o están alteradas las características físicas de la bilis, se precipitan las sales biliares y el colesterol (principal componente de los cálculos biliares) produciendo litos. Como en el caso de Ana, el interrogatorio y un ultrasonido de hígado y de vías biliares fueron útiles para diagnosticar la enfermedad. Es de suma importancia actuar a tiempo, pues ésta se puede complicar con colecistitis, pancreatitis, infección severa de los conductos biliares y perforación de la vesícula.

Ana se sometió a una colecistectomía laparoscópica, un procedimiento mínimamente invasivo, con una recuperación más rápida y pronta reincorporación a su vida diaria. Previno complicaciones futuras y dejó de presentar los síntomas abdominales por los que inicialmente me había consultado. ¿Te has sentido así? ¿Hace cuánto no visitas a tu médico especialista?

Por Dr. Raymundo Santiago Valdovinos
Cirugía general

El Dr. Raymundo Santiago Valdovinos es un destacado Cirujano General con más de 10 años de experiencia en importantes instituciones médicas como el Hospital Ángeles Metropolitano, donde actualmente ofrece consulta. Egresó como Médico Cirujano y Partero de la Universidad de Colima (UCOL). Se especializó en Cirugía General en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Cuenta con amplia experiencia en el diagnóstico, tratamiento y seguimiento de Colecistectomía Laparoscópica, Plastia Inguinal, Apendicectomía Laparoscópica, Funduplicatura, Reflujo Gastrointestinal, Hernia de Pared y Dolor Abdominal Crónico.
Ha presentado múltiples conferencias para la Academia Mexicana de Medicina del Primer Contacto, A.C durante el diplomado interdisciplinario en Urgencias Médicas y manejo de Síndromes para el Medico general, familiar y su equipo de trabajo, realizado con aval conjunto de la Academia Mexicana de Cirugía, A.C. Gracias a esto el Dr. Santiago Valdovinos es un reconocido Cirujano General en la Ciudad de México.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes