Gota: enfermedad que puede prevenirse con una dieta balanceada

Escrito por: Dra. Iris Jazmín Colunga Pedraza
Publicado: | Actualizado: 13/11/2017
Editado por: Top Doctors®

La gota es una enfermedad metabólica que se presenta por el aumento en el depósito de ácido úrico, el cual es una especie de cristal.

Dra. Iris Jazmín Colunga Pedraza

En un organismo que funciona normal, ese ácido úrico es metabolizado. En caso del paciente con gota, el ácido úrico no se metaboliza tan rápidamente y se empieza a acumular. Esto provoca que el ácido úrico llegue a la articulación generando artritis, es decir, inflamación y dolor en el sitio donde se concentra el ácido úrico. Este dolor en el área concentrada de ácido úrico es conocido como un ataque de gota agudo o crisis gotosa. Generalmente, los síntomas de la gota se manifiestan en el área donde se deposita el ácido úrico. El lugar más común donde aparece el ataque inicial de gota, casi en el 90 por ciento de los casos, es en la primera articulación del pie, específicamente en el dedo gordo donde se manifiesta el dolor.

 

Dos causas principales de la gota

Las causas de la gota son dos principalmente. La primera es cuando no se elimina adecuadamente el ácido úrico del organismo porque le falta un enzima que es el que ayuda a metabolizarlo. La segunda causa de la gota es cuando el paciente consume cantidades excesivas de proteínas llamadas purinas. Las purinas hacen que se forme más ácido úrico en el cuerpo y aunque la eliminación funcione bien, si se guarda mayor cantidad de ácido úrico y se están ingiriendo de más esas purinas, el cuerpo no va a tener la capacidad de eliminar adecuadamente el ácido úrico.

 

Tratamiento en dos partes y modos preventivos

El tratamiento para la gota en la etapa aguda tiene como objetivo inicial quitar el dolor y la inflamación. Sin embargo, este no va a ser el tratamiento definitivo. A largo plazo lo que se tiene que estudiar en el paciente es lo que está pasando realmente porque esa persona no es capaz de eliminar por sí misma el ácido úrico. Por tal motivo, lo principal es reducir en el paciente el nivel de ácido úrico con un medicamento especial y evitar una segunda crisis de gota. Para prevenir la gota lo que se recomienda es una alimentación balanceada donde se fomenta la ingesta de lácteos, frutas y vegetales. Por otro lado, un paciente con gota debe disminuir el consumo de carnes rojas, las cuales tienen alto contenido en purinas; embutidos y bebidas alcohólicas.

Por Dra. Iris Jazmín Colunga Pedraza
Reumatología

La Dra. Colunga Pedraza es una destacada especialista en Reumatología, experta en el tratamiento del Lupus, su consultorio se encuentra en el Centro Médico Conchita, ubicado en la Ciudad de Monterrey, Nuevo León.

Cursó la licenciatura de Médico Cirujano y Partero en la UANL, posteriormente curso la especialidad en Medicina Interna y la Subespecialidad en Reumatología e Inmunología Clínica dentro del Hospital Universitario “Dr. José Eleuterio González”. Continuando con su preparación realizó una estancia formativa en el Hospital General Universitario de Alicante en España.

Realizó Residencias de Medicina Interna y Reumatología e Inmunología Clínica en el Hospital Universitario “Dr. José E. González”, de la UANL. Está Certificada por el Consejo Mexicano de Medicina Interna y por el de Reumatología.

Ha participado en diferentes estudios de la industria farmacéutica, como contador articular y subinvestigador, es coautora de un gran número de publicaciones y asistente a múltiples congresos y cursos.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes