Inseminación artificial: tratamiento de reproducción asistida de baja complejidad

Escrito por: Dra. Edith Cervantes Guerrero
Publicado:
Editado por: Top Doctors®

La inseminación artificial es un tratamiento que no involucra tecnología ni infraestructura especializada, es relativamente sencillo, y se enfoca en propiciar la fecundación en el sitio natural,  pero con previos estudios de óvulos y espermatozoides de la pareja en cuestión.

¿Qué es la inseminación artificial?

La inseminación artificial es un método de reproducción asistida de baja complejidad, esto quiere decir que no se utiliza tecnología ni infraestructura especial y un equipo humano que involucraría embriólogos, químicos, etc.

¿Cuáles con las características que debe tener una pareja que se somete a una inseminación artificial? Desde luego no poderse embarazar en un lapso de un año teniendo relaciones en casa, pero es muy importante que se haga la distinción en que es indispensable que, para las pacientes que se someten a este procedimiento, haya una certeza o que corroboren que sus trompas están destapadas, puesto que ahí es donde se van a encontrar óvulo y esperma, y generalmente estará indicado en pacientes o para parejas que tengan una afección leve o moderada en la cuenta seminal o en la calidad espermática.

Un proceso meticuloso

Es muy importante recordar que cuando se lleva a cabo una inseminación artificial el proceso consiste en vigilar en qué momento habrá un óvulo disponible, entonces en los primeros 10 días del ciclo menstrual, antes de la ovulación, se tiene que vigilar con un ultrasonido vía vaginal en qué momento va a crecer el folículo que tendrá el óvulo maduro para poder ser fecundado, puede haber 1, 2 o hasta 3 óvulos y eso hace el aumento en el riesgo de embarazo gemelar, y una vez que en el consultorio con este ultrasonido, en un procedimiento llamado seguimiento folicular se está listo y seguro de que habrá un óvulo útil, se programa la inseminación.

El segundo paso importante es pedirle a la pareja, al esposo, o tener una muestra de banco de semen, que tenga que pasar por un procedimiento que se llama capacitación espermática, es decir, se va a separar el líquido de la eyaculación, el líquido seminal, de las células, y de las células se eligen sólo aquellas que tengan un movimiento óptimo, formas normales, y una cantidad adecuada que se va a colocar en una muy pequeña cantidad de líquido, como en un concentrado espermático, y eso, una cantidad muy grande de espermatozoides en poco líquido, el médico lo carga en una cánula, que va a hacer pasar a través del cuello de la matriz y depositar dentro del útero, para que los espermatozoides tengan ya un recorrido mucho menor y se esté seguro que son solo espermatozoides útiles que van a llegar solos, hasta la trompa, a encontrarse con el óvulo que teóricamente ya tenemos disponible, se encuentren y fecunden, se espera 2 semanas y posteriormente se hace una prueba de embarazo.

Requisitos para ser candidatos a la inseminación artificial

Las características más importantes que se deben buscar en parejas que sean candidatos realmente a inseminación artificial deberán ser básicamente 2, en principio que la paciente si ovule, que se tenga una mujer que aunque pueda tener complicaciones muy leves para la ovulación la pueda inducir con medicamentos inyectados o tomados, que las trompas estén destapadas, eso es indispensable porque hay que recordar que en la trompa de Falopio es el sitio donde naturalmente se encuentra óvulo y esperma, entonces es indispensable corroborar que hay una trompa destapada y que el varón tenga una afección en su cuenta seminal solo leve o moderada, si no se tiene esta certidumbre de que no hay una complicación mayor, no serán candidatas a inseminación.

Mitos y realidades

Quizá una de las cosas más difíciles con las que los médicos se enfrentan es cuando se proponen tratamientos de reproducción asistida, es disminuir los mitos o las creencias que se tienen acerca de la concepción de un hijo, es decir, que cuando se propone la inseminación artificial lo más difícil de la pareja para enfrentar es entender que no significa que porque se van a manipular las células, a pasar al espermatozoide por una muestra o por un proceso distinto de lo que es tener una relación natural en casa, este hijo va a tener algún problema, además el miedo de lo que involucra que no sea de manera espontánea en la casa; el gran miedo a vencer es que pueda tener alguna complicación, tenga algún problema genético, tenga alguna malformación secundaria a la manipulación celular, eso es lo que la gente debe entender.

No pasa nada, los riesgos de tener una alteración genética son exactamente los mismos que si se hubieran tenido un embarazo espontáneo, tampoco hay mayor complicación en el embarazo a menos que la paciente tenga problemas, perece u otro tipo de problemas, diabetes u otras enfermedades crónicas; ni tampoco el bebé va a tener problemas futuros de tipo psicomotor o cognitivo.

Si hay una indicación, más vale hacer un procedimiento a tiempo, oportuno y que realmente dé la oportunidad de embarazo a casarse con la idea o falsa creencia de que se puede tener una complicación, además hay temas religiosos implicados o que, médicamente hablando, se va a someter a un problema mayúsculo en el futuro, porque afortunadamente eso está bien demostrado que no es así.

Por Dra. Edith Cervantes Guerrero
Reproducción asistida

La Dra. Edith Cervantes Guerrero es Ginecóloga y Obstetra especializada en Biología de la Reproducción por el Instituto Nacional de Perinatología, dirige actualmente el Instituto Mexicano de Alta Teconología Reproductiva (INMATER).

Cuenta con más de 20 años de experiencia siendo experta en Fecundación In vitro (FIV/ ICIS), Inseminación artificial, Embarazo de riesgo, Cirugía laparoscópica, entre otros tratamientos.

Socia fundadora de CERFERTIL, ha publicado diversos trabajos de investigación antes distintas sociedades nacionales e internacionales de reproducción asistida y es consejera editorial de la sección de salud del periódico El Universal.

También ha ejercido como profesora titular del Diplomado en Ginecología y Obstetricia de la ENEP/UNAM.

Pertence a varias asociaciones y es socio activo de American Society for Reproductive Medicine (ASMR), socio titular de distintas sociedades como la Asociación Mexicana de Medicina de la Reproducción A.C. (AMMR), Asociación Mexicana de Ginecología y Obstetricia. (AMEGO) y Colegio Mexicano de Ginecología y Obstetricia (COMEGO). Además pertenece a las sociedades médicas de los Hospitales más importantes del país.

Gracias a esto la Dra. Cervantes Guerrero es reconocido como uno de los mejores especialistas en Reproducción Asistida de la Ciudad de México.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes