La toxina botulínica y sus mitos en la medicina estética

Escrito por: Top Doctors®
Publicado:
Editado por: Top Doctors®

La toxina botulínica está considerado por los  especialistas en medicina estética como el tratamiento estrella dentro de los tratamientos de la medicina estética. Sin embargo, existen numerosos mitos acerca de ella.

tratamiento botox prevenciona rrugas¿Qué es la toxina botulínica?

La toxina botulínica es una proteína que relaja los músculos del tercio superior de la cara: frente, entrecejo y patas de gallo. Se utiliza desde hace más de 20 años y su objetivo principal es atenuar las arrugas de expresión. Su efecto no es permanente, ya que dura aproximadamente unos 6 meses; en el caso de los varones el efecto suele durar 4 meses y en las mujeres 6, depende de la fuerza muscular de los músculos a tratar que varía según cada persona.

Mitos de la toxina botulínica

Existen muchos mitos que rodean al tratamiento de la toxina botulínica.

Mito 1: La toxina botulínica hace perder la expresión, crea un aspecto de rigidez facial

Si la toxina botulínica se aplica de manera correcta y por manos expertas, su efecto más valorado por los pacientes en su naturalidad.

Mito 2: Una vez desaparecen los efectos, ¿las arrugas estarán peor que antes?

No porque la toxina botulínica además de reducir las arrugas, las previene.

Mito 3: La toxina botulínica deforma los labios

La toxina botulínica nunca se aplica en los labios. En estética facial, la toxina botulínica sólo se aplica en el tercio superior del rostro.

Mito 4: La toxina botulínica no se puede aplicar muchas veces porque hace daño ya que es una toxina

Aunque la toxina botulínica es una toxina, está purificada para no causar efectos adversos. Es recomendable no abusar de su uso y esperar que el músculo relajado vuelva a cobrar su actividad completa.

Mito 5: Con las cremas con “efecto toxina botulínica” consigo los mismos resultados que con la toxina botulínica aplicada por un médico

Ninguna crema comercializada actualmente puede lograr los resultados que se logran con la inyección de toxina botulínica. La crema actúa únicamente sobre la piel, mientras que la toxina botulínica lo hace sobre el músculo.

Mito 6: Es peligroso aplicarse toxina botulínica

Los efectos adversos de la toxina botulínica pueden aparecer como en cualquier fármaco en menos del 1% de los casos. Algunos de estos efectos pueden ser: enrojecimiento y/o dolor en la zona de la aplicación, algún pequeño hematoma, etc.

Mito 7: La toxina botulínica es sólo para mujeres mayores de 45 años

Actualmente toxina botulínica se está usando en mujeres de 30 años. Cada vez es más frecuente su aplicación con efecto preventivo.

Mito 8: La toxina botulínica afectará a la visión

Existe alguna contraindicación en alguna enfermedad ocular, por ello es importante realizar una valoración médica previa.

Mito 9: Hay distintas calidades de toxina botulínica

No hay distintas calidades de toxina botulínica, lo que sí hay es diferentes laboratorios que lo producen y con diferentes nombres.

Mito 10: La aplicación de toxina botulínica duele

La toxina botulínica en sí no duele, lo que puede producir dolor es el pinchazo de la inyección.

 Redacción de Topdoctors

Por Redacción de Topdoctors