Pie diabético

Escrito por: Top Doctors®
Publicado:
Editado por: Top Doctors®

La diabetes es una enfermedad que afecta al 15% de la población mayor de 18 años, una epidemia en el mundo actual. Una de sus más graves complicaciones es el pie diabético, patología altamente frecuente, producida por los trastornos que aparecen en los pies, debido principalmente a la alteración de los nervios y arterias. 

A partir de un pie normal, en los diabéticos se produce un pie de riesgo, debido a una disminución de la sensibilidad (menor defensa) y una deformidad (concentración del roce y carga en una zona concreta), acompañado en un 50% de los casos por disminución de la aportación de oxígeno y nutrientes (isquemia por obstrucción arterial). Sobre este pie de riesgo y debido a un pequeño traumatismo (generalmente el roce del zapato), se produce una herida, que se cronifica (úlcera). Esta úlcera puede complicarse con una infección y una gangrena, provocando la invalidez del paciente e incluso la amputación.

Un 15% de los diabéticos presentan una úlcera en sus pies, y un 25% la van a presentar a lo largo de su vida. Dos tercios de estas úlceras van a sufrir una infección, la mitad de ellas moderadas o graves, que pueden requerir hospitalización. Aproximadamente un 15% de las úlceras terminarán en una amputación.

Diagnóstico Pie Diabético

El diagnóstico es clínico, siendo fundamental discernir la existencia o no de isquemia (obstrucción arterial) y de infección, pues modificará de forma muy importante tanto el pronóstico como el tipo de tratamiento. La isquemia puede detectarse mediante una exploración vascular y un estudio mediante ecografía doppler.

Tratamiento Pie Diabético

El tratamiento debe incluir la revascularización, generalmente mediante cirugía endovascular si existe isquemia, el desbridamiento o resección de los tejidos necróticos e infectados, la descarga  mediante plantillas o zapatos adaptados si existe deformidad y la cura de la úlcera.

Pero como en la mayoría de las patologías, lo más importante es la prevención. Todo diabético, sobre todo aquellos de más de 5 años de evolución deben ser sometidos a un screening de patología arterial en los pies, para determinar la presencia de isquemia, de deformidad y de insensibilidad. Con ello, se ha conseguido disminuir el número de úlceras y amputaciones en este amplio grupo de pacientes. Además, deben ser conscientes de la potencial gravedad de este trastorno y realizar una serie de cuidados generales del pie para prevenir la aparición de úlceras y mejorar su calidad de vida.

 

 Redacción de Topdoctors

Por Redacción de Topdoctors