El dolor neuropático

Escrito por: Top Doctors®
Publicado:
Editado por: Top Doctors®

¿Qué es el dolor neuropático?

El dolor neuropático es un dolor que tiene unas características muy específicas y que lo hacen muy diferente tanto en los síntomas como fundamentalmente en el tratamiento respecto al dolor que nosotros convencionalmente conocemos, que es lo que llamamos el dolor inflamatorio, el dolor que se produce después de un traumatismo, después de una operación, etcétera. El dolor neuropático, básicamente es un dolor que está relacionado con una alteración del sistema nervioso, puede ser del sistema nervioso central o del sistema nervioso periférico, y tiene unas características clínicas muy específicas.

La mayor parte de los pacientes nota unos síntomas que son muy concretos: dolor tipo punzante, calambres, un dolor que puede ser quemante… De hecho, muchas veces para los pacientes es complicado explicar los síntomas que sienten, porque no corresponden normalmente a los descriptores que utilizamos para poder describir el dolor que normalmente se siente después de un traumatismo, por ejemplo. El dolor neuropático tiene una fisiología muy compleja y necesita unos métodos diagnósticos que también son un poco más sofisticados que los que habitualmente se utilizan para diagnosticar los procesos dolorosos, por ejemplo relacionados con traumatismos o con otro tipo de enfermedades.

De hecho, hay un grupo de pruebas que son muy específicas para el diagnóstico como pueden ser la electromiografía o los potenciales evocados sensitivos y en ese sentido es imperativo trabajar junto con los neurofisiólogos para poder llevar a cabo un diagnóstico lo más concreto posible.

¿Por qué surge y a quién afecta?

El dolor neuropático surge por muy diversas causas. Las más habituales son causas infecciosas - es decir lo que nosotros llamamos una neuralgia posherpética- , causas metabólicas - por ejemplo, la neuropatía diabética-, y luego como cuadro asociado a alteraciones del sistema nervioso periférico - por ejemplo el dolor radicular asociado a las hernias discales- o a patologías secundarias a enfermedades del sistema nervioso central - como por ejemplo un ictus que puede producir un tipo de dolor que llamamos dolor central y que tiene características de dolor neuropático-. De todas formas el dolor neuropático puede estar asociado a otro tipo de dolor, de cuadros inflamatorios, como por ejemplo las hernias discales en el caso que se produzca dolor de irradiación y en ese sentido puede afectar a una población muy amplia.

¿Cómo se trata en una unidad del dolor?

El tratamiento del dolor neuropático es fundamentalmente a través o de procesos farmacológicos o de procedimientos invasivos. La mayor parte de los pacientes que acuden a la unidad del dolor ya han iniciado un tratamiento farmacológico que nosotros en todo caso podemos implementar con ciertos fármacos que utilizamos nosotros de forma preferencial. Sin embargo, lo que nosotros podemos aportar de forma indiscutible son los procedimientos invasivos, dentro de los cuales existen diversos procedimientos de distinta índole que tendrán una indicación en función del cuadro inicial que produzca el dolor neuropático.

¿Si no se trata, qué consecuencias físicas y psicológicas puede tener para el paciente?

La mayor parte de los pacientes cuando acuden a la unidad del dolor ya han sido tratados previamente y generalmente nunca de forma satisfactoria. El tratamiento del dolor neuropático es complejo y, en la mayor parte de los pacientes, difícil de llevar a cabo. Esto tiene indudablemente repercusión en todas las esferas de la vida, tanto en la esfera laboral, como en la personal como en la social. Es indiscutible que, si conseguimos tratar el dolor, el paciente va a mejorar en todos los ámbitos de su vida y, por lo tanto, hay que intentar llevar el tratamiento de forma lo más adecuada posible. Si no conseguimos controlar el dolor, por otra parte, el cuadro clínico puede empeorar con el tiempo, especialmente en algunos cuadros de dolor neuropático como el síndrome complejo regional en el que es imperativo hacer el tratamiento de forma precoz. 

 Redacción de Topdoctors

Por Redacción de Topdoctors