Fracturas por Compresión Vertebral ¿Qué la causa?

Escrito por: Dr.Prof. Ricardo Plancarte Sánchez
Publicado:
Editado por: Top Doctors®

Las fracturas por compresión vertebral son aquellas donde los huesos vertebrales se colapsan o rompen y con frecuencia ocurren en pacientes con huesos débiles o de edad avanzada, pero existen otras razones ajenas a estas ¡Aquí te lo contamos!

 

¿Como sucede una fractura?

 

Las fracturas por compresión en la columna ocurren cuando hay mucha presión en la vértebra, esta se colapsa, y se vuelve en forma de cuña en lugar de redondeada. El tejido del hueso en el interior de la vértebra puede quebrarse y colapsarse. Las fracturas pueden ser leves o severas (muy malas). Ocurren más seguido en las partes torácicas (media) y lumbar (baja) de su columna. 

 

¿Qué las puede causar?

 

Uno de las principales causas en la osteoporosis una condición que debilita y vuelve frágiles los huesos con frecuencia presente en personas mayores de 60 años y mujeres con menopausia. Otras causas son las lesiones provocadas por un accidente de carro, o una caída. También puede sufrir fracturas mientras hace deportes, o si tiene una pelea. Las personas con huesos débiles pueden sufrir fracturas al agacharse, levantarse y ponerse de pie, o estornudar y toser fuertemente.

 

También las enfermedades de la columna, como cáncer, infección, y necrosis vascular pueden debilitar sus huesos y causar fracturas.

 

Los factores de riesgo que se deben tomar en cuenta para evitar una fractura son la edad, la densidad mineral ósea, dieta baja en calcio, ejercicios incorrectos o nulo, alcohol, peso corporal bajo, genética, estilo de vida laboral que implique cargar o mover objetos pesados, tabaquismo, enfermedades a largo plazo (cirrosis, diabetes, etc.), uso de medicamentos que causan perdida de calcio, entre otros.

 

¿Cuáles son los signos y síntomas de una fractura por compresión vertebral?

 

Una fractura aguda ocurre súbitamente, como en una caída. Pueden existir o no signos y síntomas con fracturas leves en los casos crónicos presentarse por más de dos meses, puede tener cualquiera de los siguientes: 

 

  • Dolor de espalda que empeora cuando se pone de pie o camina. El dolor desaparece cuando se acuesta sin moverse.
  • Espasmos musculares en la espalda
  • Dolor cuando se toca el área de la fractura
  • Problemas para orinar, o defecar
  • Dolor en espalda súbito, severo y sostenido
  • Debilidad súbita en brazos y piernas
  • Depresión (tristeza profunda) y problemas para dormir.
  • Su abdomen (estómago) se ve más grande de lo normal
  • Cifosis o lordosis. Son condiciones que causan que la columna se curve, haciendo que su espalda se vea redondeada o curveada
  • Pérdida de sensibilidad o debilidad en sus piernas o brazos
  • Pérdida de peso
  • Dolor de espalda leve
  • Dificultad para respirar y falta de aliento. Puede tener dificultad para agacharse, estirarse, cargar, subir escalones, o caminar.

 

¿Cómo se diagnóstica?

 

El especialista recomienda que al detectar los primeros síntomas acudir con el especialista en Ortopedia y Traumatología el cual le preguntara sobre las lesiones y enfermedades que ha tenido en el pasado. Le hará un examen físico y evaluará su columna. Puede realizarle estudios de sangre y aquellos que requieran medio de contraste, ya que este ayuda a los médicos a ver claramente ciertas áreas. Además de otros estudios como:

 

  • Escaneo óseo: Este es un estudio para ver su columna. Los médicos pueden ver en las imágenes huesos rotos, infecciones, o cáncer de columna. 
  • Tomografía computarizada: También llamado escaneo TC. Es un tipo de rayos-x que usa una computadora para tomar imágenes de su columna. 
  • Imagen de resonancia magnética: Este estudio también se conoce como IRM.
  • Escaneo de tomografía con emisión de positrones: Este estudio también es llamado escaneo PET. Un escaneo PET muestra qué tanta sangre y oxígeno fluyen en un área de la columna. También puede mostrar áreas donde hay cáncer. 
  • Rayos-x: Ésta es una imagen de su columna que muestra vértebras fracturadas y otros huesos rotos.

 

¿En qué consiste el tratamiento?

 

Si tiene una fractura leve, puede necesitar reposo en cama por un corto tiempo. Puede necesitar un soporte de espalda por 8 a 12 semanas. El soporte puede disminuir su dolor y ayudarle con la recuperación de su vértebra. puede requerir una andadera o bastón.

 

Puede se tratatada a través de:

 

  1. Vertebroplastía: se coloca cemento óseo en la vértebra fracturada

 

  1. Cifoplastia: se coloca un globo en la vértebra fracturada. Se coloca cemento óseo en el espacio hecho por el globo

 

  1. Cirugía abierta: la cirugía abierta regresa los huesos a su posición usando alambres, clavillos, placas, o tornillos para unirlos.

 

¿Qué cambios en la dieta y ejercicio pueden ayudar a prevenir una FCV?

 

  • Evite tomar mucho alcohol. Alcohol encontrado en la cerveza, vino, y licor como vodka whiskey, u otras bebidas para adultos. Tomar alcohol puede incrementar el riesgo de padecer osteoporosis. Hable con su médico si toma alcohol

 

  • Coma alimentos ricos en calcio y vitamina d. Éstos incluyen leche, queso, yogur, salmón, tofu, almendras, y frijoles. El calcio y la vitamina d ayudan a mantener sus huesos fuertes, y disminuyen la pérdida ósea.

 

  • Ejercicio. Su médico puede indicarle que realice ejercicio como caminata. También puede hacer ejercicios como nadar o andar en bicicleta. Estos ejercicios pueden ayudar fortalecer sus huesos y músculos.

 

 

  • Manténgase en el peso indicado por su médico. Pesar demasiado incrementa su riesgo para sufrir lesión en la espalda.

Por Dr.Prof. Ricardo Plancarte Sánchez
Medicina del dolor

El Dr. Ricardo Plancarte Sánchez es un destacado Anestesiólogo y ALGÓLOGO INTERVENCIONISTA en su consultorio en el Centro Médico ABC Observatorio, con una experiencia de más de 40 años atendiendo padecimientos como, Dolor en la columna vertebral y Postquirúrgico, Dolor Por fractura vertebrales , Distrorfia Simpatico refleja y Dolor Pélvico y Perianal por mencionar solo algunos tratamientos. 

Actualmente es Jefe de la  Clínica del Dolor del Instituto Nacional de Cancerología y es Miembro del World Institute of Pain. 

Egresó de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo en el estado de Michoacán como Médico Cirujano y Partero, para posteriormente enfocarse en estudios de especialización en Anestesiología en el Consejo Mexicano de Anestesiología, además de contar con estudios de Posgrado en Anestesiología y Clínica del Dolor certificada por el Instituto Nacional del Dolor. 

Su carrera médica lo ha posicionado en importantes cargos como Vicepresidente de World Society of Pain Clinician, Jefe de departamento de la Clínica del Dolor y Cuidados Paliativos del Instituto Nacional de Cancerología.

Ha sido Profesor Titular en diferentes universidades como la UNAM, el Instituto Nacional de Cardiología, la Universidad de Concepción de Chile y el Instituto Nacional de Cancerología por mencionar solo algunas.

Ha sido Autor de mas de 60 publicaciones Nacionales e Internacionales en Revistas Médicas Especializadas y en el National Institute of Health.

Gracias a esto el Dr. Plancarte Sánchez es reconocido como uno de los mejores especialistas en Unidad del Dolor de la Ciudad de México.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes