Hernia umbilical: padecimiento adquirido desde el nacimiento

Escrito por: Dr. Adrián Murillo Zolezzi
Publicado:
Editado por: Top Doctors®

Una hernia en el ombligo es un padecimiento adquirido desde el nacimiento, su tamaño puede ir de algunos milímetros a varios centímetros y una vez que se ha detectado debe operarse a la brevedad para evitar complicaciones y dolor innecesario.

hernia de ombligo¿Qué ocasiona la aparición de una hernia umbilical?

La pared abdominal es una estructura compuesta de diversas capas, incluyendo la piel, el tejido celular subcutáneo (tejido graso o adiposo), la aponeurosis (tejido fibroso denso que da sostén a la pared abdominal), los músculos y el peritoneo o una delgada capa que limita la cavidad abdominal de la propia pared. 

Una hernia se forma cuando la capa fibrosa (aponeurosis) tiene un defecto, y a través de este defecto protruye el peritoneo y alguna víscera o tejido intra abdominal. Las hernias umbilicales ocurren de manera adquirida y desde nacimiento, y pueden ir desde unos pocos milímetros hasta hernias de varios centímetros. Generalmente las personas con este padecimiento pueden hacer ligera presión sobre la pequeña masa o saco herniario y "reducir" el contenido a la cavidad abdominal, y ver que con el esfuerzo se vuelve a saltar, también se puede observar un ombligo revertido. Esta enfermedad puede ser tratada por un cirujano general.

Cirugía como único tratamiento

Toda hernia de la pared abdominal se debería operar en cuanto se detecta. Estas se operan de manera urgente o programada (electivas). La cirugía urgente se realiza cuando dentro de la hernia hay contenido que ya no se puede reducir a la cavidad abdominal. Recordamos que la hernia es un defecto u orificio en el tejido fibroso de la pared abdominal a través del cual protruyen las vísceras. El cuello de este orificio es rígido y en un momento dado puede ser que lo que protruye a través de este orificio no se puede volver a introducir a la cavidad. Esta situación generalmente se acompaña de dolor del sitio.

Si transcurre tiempo y no se opera de manera urgente, la víscera o tejido que se encuentra dentro puede llegar a tener insuficiente flujo de sangre y se muere, dificultando el tratamiento. Se puede llegar a requerir inclusive bajo estas circunstancias resección intestinal.

La cirugía electiva es la preferida con mejores resultados cosméticos y funcionales. Es cuando la persona sabe que tiene una hernia y el contenido de la misma se mueve libremente hacia adentro de la cavidad abdominal. Esta es la situación ideal para repararla. En hernias pequeñas, generalmente, solo se efectúa un cierre con sutura. Hernias más grandes (mayores de 3 cm.) requieren la colocación de una malla para disminuir el riesgo de falla de la reparación. El abordaje se hace a través de la cicatriz umbilical para favorecer un resultado cosmético excelente.

Indicaciones post cirugía

Este tipo de cirugías frecuentemente se pueden realizar de manera ambulatoria (entrada y salida del hospital el mismo día). No es necesario usar faja. El paciente puede caminar y subir y bajar escaleras desde el primer día de posoperado. Se recomienda no hacer ejercicio o levantar objetos pesados durante 4 a 6 semanas. La alimentación es normal. El paciente puede manejar después de una semana.

Medidas de prevención nulas

Existe poco que se puede hacer para evitar esta enfermedad ya que muchas veces se presentan desde el nacimiento y poco a poco van aumentando de tamaño. O se pueden presentar después de una cirugía. En cualquiera de las situaciones el manejo ideal es que una vez detectada se acuda a valoración especializada, de esta manera se puede programar una cirugía en las mejores condiciones y obtener excelentes resultados.

Por Dr. Adrián Murillo Zolezzi
Cirugía general

El destacado Dr. Adrián Murillo Zolezzi es Cirujano General experto en Cirugía Oncológica y Laparoscópica. Egresado del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey y finalizando su formación en el Hospital Methodist International, Houston Texas. Realizó la especialización en Cirugía General en el Centro Médico ABC obteniendo Mención Honorífica. Posteriormente, se formó en Francia y en España, en este último destino realizó un Máster en Cirugía Oncológica en el Hospital de la Santa Creu i Sant Pau de Barcelona.

Actualmente, ejerce como Cirujano Gastrointestinal y Laparoscopia Avanzada.  Mantiene una práctica quirúrgica activa, funcionando como Staff del servicio de Cirugía en el Centro Médico ABC desde hace 5 años; así como Cirujano en el Hospital General Regional de Zona No. 1 del Seguro Social desde hace 4 años.  Además brinda atención médica como Cirujano Voluntario en la Clínica de Beneficencia BRIMEX. Dado su trayectoria como autor de numerosas publicaciones ha sido asignado Editor Académico de la prestigiada revista "Medicine".

Actúa como Profesor asociado de posgrado en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y Profesor de Pregrado en el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey.  Actualmente ocupa el puesto de Director de Laboratorio de Simulación Médica del ITESM campus ABC Sta FE.

Gracias a esto el Dr. Murillo Zolezzi es reconocido como uno de los mejores médicos especialistas en Cirugía Gastrointestinal en Álvaro Obregón, Ciudad de México

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes