La importancia de un chequeo urológico

Escrito por: Dr. Daniel Olvera Posada MsC.
Publicado:
Editado por: Top Doctors®

Como buenos mexicanos en diversas ocasiones dejamos para más tarde la visita con un especialista, acudiendo solo cuando presentamos síntomas crónicos, con ello disminuyendo la posibilidad de detectar un padecimiento a tiempo.

¿Por qué acudir?

 

En muchas ocasiones solemos creer que debemos empezar a realizar un chequeo urológico a partir de determinada edad, esto debido a que algunos padecimientos suelen presentarse en determinado tiempo, sin embargo, desde la juventud se debe tener un control de la salud, ya que en términos urológicos a partir de esta etapa se puede presentar enfermedades de transmisión sexual, piedras en los riñones, varicocele y conforme pasa el tiempo van surgiendo nuevos padecimientos como problemas en la próstata o cáncer el cual se ha convertido en una de las principales causas de mortalidad en México.

 

Aunque no solo se detectan enfermedades de tipo urológicas, también puede diagnosticarse padecimientos como diabetes, presión, entre otras.

 

¿Cómo se detectan las enfermedades urológicas?

 

Para detectar cualquier tipo de enfermedad urológica deberá de hacerse a través de un especialista en el tema que realizará un interrogatorio completo que incluya exploración física, de acuerdo a los resultados obtenidos se determinará hacer otro tipo de estudios. El más común es un examen general de orina, tal cual su nombre lo dice, se analiza una muestra de orina del paciente para determinar si existe sangre, además de analizar la densidad y color, entre otros aspectos que pronostican un padecimiento urológico.

 

A partir de los 40 años de edad se recomienda medir el antígeno prostático el cual se hace mediante una muestra de sangre y permite identificar el estado en el que se encuentra en la próstata. También puede recurrirse a ultrasonidos y tomografías.

 

¿Cuál es el principal tratamiento?

 

El tratamiento va encaminado según el tipo de padecimiento, los más leves pueden ser manejados con medicamentos. Para los casos más graves o que no se tuvo un resultado positivo con medicamentos se recurre a la cirugía en donde existen diversas técnicas mínimamente invasivas que ofrecen al paciente, menos incisiones y una recuperación más rápida.

Por Dr. Daniel Olvera Posada MsC.
Urología

El destacado Urólogo Daniel Olvera Posada es experto en Cirugía Mínimamente Invasiva, Endourología, Litiasis, Cirugía Robótica, Crecimiento Prostático, Cáncer Urológico y Enfermedades de Transmisión Sexual. Cuenta con más de 10 años de experiencia en instituciones de prestigio como el Hospital Zambrano Hellion

Se formó como Médico Cirujano en el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM), cursó las Especialidades de Cirugía General y Urología en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), con residencia en el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán (INCMNSZ), asimismo realizó una Subespecialidad en Endourología, Laparoscopía y Robótica, y una Maestría en Cirugía en la Escuela de Medicina y Odontología Schulich de la Universidad de Western Ontario en London, Canadá.

Actualmente es Profesor de dos programas de Residencias Médicas, es Autor de más de 20 Artículos Científicos publicados en revistas nacionales e internacionales, en su mayoría como primer Autor. Ha presentado decenas de trabajos de investigación en foros nacionales e internacionales, siendo galardonado en varias ocasiones.

Gracias a esto el Dr. Olvera Posada es reconocido como uno de los mejores doctores especialistas en Urología en Monterrey, Nuevo León.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes