Meniscos, el protector de la rodilla

Escrito por: Top Doctors®
Publicado:
Editado por: Top Doctors®

La lesión de menisco es un problema de rodilla grave. Conoce en este artículo los diferentes tipo de lesiones y sus consecuencias.El menisco es una estructura de consistencia elástica que se encuentra entre el fémur y la tibia, actuando a modo de amortiguador. Tiene una forma especial de medialuna para que el fémur se acople a la perfección con la tibia. Tenemos dos meniscos en cada rodilla: uno externo y otro interno.

El mecanismo más frecuente de lesión es por un giro de la rodilla. Pueden encontrarse lesiones aisladas del menisco o asociadas a ruptura de ligamentos (cruzado anterior, lateral interno…) y/o del cartílago articular.

 

Tipos de lesión

El menisco más frecuentemente afectado es la parte posterior del menisco interno, pero puede lesionarse cualquier parte, dependiendo del movimiento realizado. Debido a la forma especial de aporte sanguíneo del menisco, hay dos tipos de rupturas: las localizadas más centrales (donde no llega sangre y hay que resecar la lesión, ya que no cicatriza) y las localizadas más periféricas (donde sí llega aporte sanguíneo y es posible suturarlas y conservarlas).

Cuando se rompe ‘todo el menisco’ y hay que resecarlo, la presión entre fémur y tibia aumenta hasta un 300%, con el consiguiente desgaste del cartílago a medio plazo y artrosis precoz. Es por esto que, siempre que sea posible, hay que conservar el menisco y suturarlo. Actualmente puede realizarse la sutura del menisco mediante artroscopia sin problemas, permitiendo conservar el ‘amortiguador’ natural de la rodilla.

 

Consecuencias de la extracción

Todo depende de la cantidad y la zona de menisco  roto y resecado, a más menisco resecado, más posibilidad de secuelas a medio plazo. Si al cabo de los años hay dolor y limitaciones debido al desgaste del cartílago, existen otras opciones de tratamiento: desde el sustituto meniscal con implantes de colágeno artificial o el trasplante de menisco con injertos de donante. También hay novedosos tratamientos para las lesiones focales del cartílago, como el utilizado con las células madre del propio hueso y BST-Cargel.

 Redacción de Topdoctors

Por Redacción de Topdoctors