Por Dra. Mónica García González
Ginecología y Obstetricia

La Dra. Mónica García González es una Ginecóloga especializada en Medicina Materno Fetal. Es experta en el tratamiento de embarazo de alto riesgo y en el parto natural y humanizado.

Culminó la licenciatura de Médico Cirujano en la Universidad Anáhuac y posteriormente realizó la especialidad de Ginecología y Obstetricia en la UNAM, graduada con mención honorifica y galardonada con la medalla "Alfonso Caso", máximo reconocimiento universitario. Realizo la sub especialidad en Medicina Materno Fetal en el Instituto nacional de Perinatologia, avalado por la UNAM. Cuenta con una amplia trayectoria profesional y con publicaciones médicas relacionadas con sus especialidades.Es profesor de varios cursos de actualización y diplomados en Ultrasonido Obstétrico. 

Ofrece consulta en su consultorio privado ubicado en la calle Tarascos de Guadalajara, Jalisco, México.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes

Parto Humanizado

El parto humanizado tiene muchos beneficios frente a otras técnicas de parto.

Mónica García González

Los principales beneficios del parto humanizado son que respetando los tiempos se aumenta la probabilidad de que sea un bebé maduro completamente, disminuye la necesidad de episiotomías y desgarros, menos probabilidad de necesitar una cesárea, acorta el periodo expulsivo al poder adoptar posiciones verticales, así como un contacto inmediato piel con piel, favoreciendo la lactancia, mayor satisfacción para la madre, entre muchas otras.

El parto humanizado consiste en dejar fluir todo de forma natural. El proceso del nacimiento es un hecho fisiológico, tan complejo y normal como el proceso de la digestión, donde el cuerpo es capaz de llevarlo a cabo sin ayuda de nadie, más que el conocimiento propio de cada mujer. El parto humanizado es dejar a un lado las intervenciones rutinarias y hacer sólo aquellas que sean necesarias y en el momento necesario. El ginecólogo acompaña a la mujer en este proceso, asegurándose que éste siga su curso seguro y saludable.

Se espera a que inicie el trabajo de parto de forma espontánea, dejando a la mujer elegir la posición que ella decida y moverse cuanto quiera, se alienta a tomar líquidos y alimentos ligeros, se le brinda compañía y confort, sugiriendo posturas y respiraciones que disminuyen el dolor, se respeta el tiempo del trabajo de parto, prefiriendo el pujo espontáneo y no dirigido; ella decide la posición en la que nacerá su bebé. Inmediatamente al nacimiento, el bebé y la mamá realizan contacto piel con piel y no son separados, a menos que sea realmente necesario.

¿Por qué un parto natural?

  • Es la forma natural de nacimiento
  • El cuerpo de la mujer está diseñado para parir sin ayuda de nadie
  • En la mayoría de los casos es la forma más segura y saludable tanto para la madre como para el bebé
  • El nacimiento por cesárea ha alcanzado cifras alarmantes en nuestro país y con serias consecuencias. Según algunas encuestas, hoy somos ya el primer país a nivel mundial en taza de cesáreas. Y numerosos estudios respaldan que el parto tiene menos probabilidad de complicaciones con respecto a una cesárea, tanto a corto como largo plazo.

El dolor en el parto

Muchas veces el dolor se relaciona con la expectativa que se tenga de éste, pero con información adecuada se puede romper el ciclo miedo-tensión-dolor. Entender porqué y para qué es el dolor del parto es de gran importancia. Para aliviar el dolor existen diferentes métodos, como respiraciones, posturas, movimientos de balanceo de la pelvis, relajaciones y meditación, el uso del agua, calor y frío, en fin, muchas cosas que juntas ayudan a que dolor no sea lo mismo que sufrimiento o medicamentos. 

Ginecología y Obstetricia en Jalisco
Fuente: artículo realizado en base a la experiencia y trayectoria profesional del doctor