Sistemas de fijación para la inestabilidad de la columna

Escrito por: Top Doctors®
Publicado:
Editado por: Top Doctors®

En los casos de hernia discal lumbar donde, bien por los síntomas que relata el paciente o bien  por los hallazgos de las radiografías o la Resonancia Magnética, sospechemos de una inestabilidad  de la columna, será preciso realizar una técnica con el fin de corregir dicha inestabilidad.

La traumatología ofrece diversos sistemas de fijación, entre los que se encuentran los tornillos transpediculares rígidos, los sistemas semirrígidos y los dinámicos, sistemas de fijación interespinosos, ligamentoplastias, etc... La elección del procedimiento será individualizada en cada caso, dependiendo de factores como el grado de inestabilidad, edad, tipo de trabajo…

 

Cirugía de columna mediante fijación transpedicular

 

Este sistema de fijación consiste en la colocación de tornillos a través de las vértebras, generalmente uno de cada lado y se unen con los tornillos de otras vértebras,  mediante barras o placas. Cuando el objetivo de la intervención es conseguir una fusión vertebral completa, utilizaremos barras o placas rígidas, asociadas a la colocación de hueso para obtener una buena fusión. En aquellos casos en donde no se deseé una fusión,  la unión entre los tornillos se llevará a cabo con sistemas semirrígidos o dinámicos y no se realizará la colocación de hueso. Así mismo,  se disponen tanto de  sistemas mixtos que nos permiten combinar segmentos fijos con segmentos dinámicos.

 

Cirugía de columna fijación interespinosa

 

Cuando el grado de inestabilidad de la columna es menor, en lugar de utilizar un sistema de fijación transpedicular, podemos utilizar este procedimiento menos invasivo. Consiste en la colocación de un dispositivo entre las apófisis espinosas que se encuentran en la parte posterior de las vértebras. Este dispositivo dota de una mayor estabilidad al segmento lumbar afectado y evita la sobrecarga de las articulaciones facetarias. Esta técnica se realiza sin necesidad de una mayor agresión sobre la columna. Y el objetivo no es conseguir una fusión-rigidez sobre las vértebras sino estabilizar dicho segmento.

 

Cirugía de columna por ligamentoplastia

 

Lo utilizamos también en grados menores de inestabilidad o en aquellos casos en donde esté contraindicado el uso de procedimientos más invasivos, como es la fijación transpedicular. La ligamentoplastia consiste en reforzar la unión vertebral con un cordón sintético que va entrelazado entre las apófisis espinosas de las vértebras. Este dispositivo refuerza la columna de los segmentos afectados sin necesidad de fusionar las vértebras.

 

Cirugía de columna fijación Intersomática (PLIF-ALIF-TLIF)

 

Consiste en la colocación de dos implantes (titanio & peek) generalmente rellenos de material óseo entre los cuerpos vertebrales. Una vez realizada la extirpación completa del disco, se colocan en su lugar dichos implantes, bien por vía anterior (ALIF), posterior (PLIF) o lateral (TLIF) con el fin de fusionar ambos cuerpos vertebrales.

¿Cuáles son las complicaciones de la cirugía de columna?

-Déficit neurológico por afectación de las raíces nerviosas de tipo transitorio con dolor, hormigueos, o también de tipo persistente (0,8-1,9 %).

-Infección de la herida en el 0,9 %.

-Salida del líquido cefalorraquídeo en el 0,1 al 0.9%.

-Complicaciones debidas a la posición quirúrgica.

-Lesiones en vasos abdominales y/o uréter y/o otros órganos abdominales (excepcional pero grave), 1 de cada 6.000- 8.000 cirugías de disco lumbar.

-Complicaciones en otros órganos (neumonías, gastritis, hemorragias digestivas, tromboflebitis).

-Recidiva de la hernia que precise de una segunda intervención.

-Riesgo de muerte (0,02%)

 Redacción de Topdoctors

Por Redacción de Topdoctors