Injerto de encía

Especialidad de Odontología y dentistas

 

El injerto de encía es una intervención quirúrgica que consiste en usar tejido del paladar del propio paciente (más recomendado), o sintético, y colocarlo en el lugar en el que las raíces de los dientes han quedado al descubierto por el retroceso de la encía. El dentista utilizará anestesia local para tratar la zona afectada, sobre la que colocará una cubierta protectora después de haber realizado el injerto, que se retirará una semana después, aproximadamente. Esta técnica reduce las posibilidades de perder los dientes y proporciona protección a las raíces. Asimismo, reduce la sensibilidad a los cambios térmicos y mejora el aspecto o estética de la sonrisa. Después de la operación, el paciente puede notar algunas molestias en la encía o en el área de la que se extrajo el tejido para el injerto. Normalmente, este dolor desaparece al cabo de una o dos semanas.

loading...