Nutrición oncológica

Especialidad de Nutrición y Dietética

 

Los enfermos de cáncer sufren alteraciones del apetito ocasionadas, casi siempre, por el mismo tumor y por la medicación a la que están expuestos. El sentido del gusto se ve afectado y la desgana que provoca causa desnutrición y una gran pérdida de peso. La nutrición oncológica debe asegurar que el paciente reciba los nutrientes suficientes para el buen funcionamiento de su organismo en la etapa de tratamiento oncológico, y por ese motivo debe contemplar la manera más fácil y cómoda de alimentar al paciente. La clave está en: aumentar la ingesta de proteínas y calorías, presentadas en cantidades pequeñas, a una temperatura tibia o fría, a través de alimentos fáciles de digerir y muy nutritivos; masticar bien y despacio, evitando los platos difíciles de masticar o que estén cortados en trozos muy grades (en el caso de las carnes, por ejemplo); no beber durante las comidas; propiciar un ambiente distendido que mitigue el mal momento que puede suponer alimentarse, ya que muchos pacientes oncológicos padecen problemas asociados al acto de comer (como náuseas, vómitos, diarreas…).

Vídeos relacionados con Nutrición oncológica