Obstrucción arterial

Especialidad de Angiología y Cirugía vascular

 

La obstrucción arterial periférica se produce cuando se interrumpe el flujo de sangre en una zona determinada del organismo por causas diversas, como una trombosis, traumatismos, aneurismas, vasculitis, enfermedades degenerativas... Entre los factores de riesgo que pueden predisponer a una obstrucción o oclusión arterial están la hipertensión arterial, la diabetes mellitus, o la dislipemia (aumento de grasa en la sangre). Además, las obstrucciones pueden clasificarse de dos formas: arteriales crónicas, agudas y subagudas, en función del tiempo de la instauración del cuadro clínico; y completas, incompletas o irreversibles, en función de la viabilidad del tejido afectado. Clínicamente, una obstrucción arterial se manifiesta con dolor, pulsos disminuidos, palidez, cianosis (color azulado de la piel), rigidez muscular y gangrena.  Para el diagnóstico de estos cuadros, es muy importante la exploración física del paciente, y el tratamiento puede ser médico o quirúrgico, dependiendo del caso.

loading...