Prolapso del Órgano Pélvico

Cuide su salud sin salir de casa,

con nuestro servicio de e-Consultation

Buscar doctores con e-Consultation

El Prolapso de Órgano Pélvico se suscita cuando los músculos de la pelvis que soportan los órganos como la vejiga, el útero y el recto, se debilitan, causando una presión fuera de la vagina. ¡Ojo! Esto no es normal, debe acudir con un especialista para encontrar el mejor tratamiento médico para usted.

Hay tres tipos de Prolapso de Órgano Pélvico y estos están relacionados con el sistema dañado, por ejemplo: Vejiga Caída, Rectocele o Útero Caído.

Síntomas del Prolapso del Órgano Pélvico

Entre los síntomas más comunes de este padecimiento está una presión dolorosa e incómoda durante la actividad física de las pacientes, por ello es que suele confundirse con las señales mensuales de la menstruación.

Además, otros indicios son la Incontinencia Urinaria, Incontinencia Fecal y sensaciones de dolor al estar de pie y toser.

Factores de Riesgo del Prolapso del Órgano Pélvico

Según la Dra. Ingrid Nygaard, el Prolapso del Órgano Pélvico afecta estimadamente al 3% de las mujeres en Estados Unidos; algunas suelen desarrollar más de un síntoma grave.

El envejecimiento es la causa más común de los Trastornos del Suelo Pélvico, más del 35% de las mujeres con la enfermedad está entre los 60 y 79 años de edad y más del 50% tiene más de 80 años.

Otros factores que influyen son:

  • Parto Natural
  • Presión en el Abdomen a Largo Plazo
  • Cambios Hormonales durante la Menopausia
  • Antecedentes Genéticos

Tratamientos para el Prolapso del Órgano Pélvico

Los especialistas deben asignar el mejor tratamiento para las pacientes dependiendo el estado de la enfermedad: síntomas, condiciones naturales, actividad sexual o antecedentes médicos.

Hay tres formas de tratar y aliviar el Prolapso del Órgano Pélvico, incluidas una intervención quirúrgica para sujetar y posicionar correctamente el útero o vagina.

  • Pesario: es la colocación de un dispositivo desechable que se puede colocar en la vagina para colocar los órganos afectados en su lugar. Esta es la forma más común de afrontar el Prolapso del Órgano Pélvico debido a su facilidad y uso seguro
  • Terapia Muscular: Si la paciente no requiere una intervención directa, un fisioterapeuta puede ser la respuesta. Varios ejercicios ayudan a retomar la potencia de los músculos de la zona afectada, además de tratar la incontinencia urinaria
  • Cirugía: la operación es recomendada para personas sexualmente activas. Tiene como principal vía de intervención la vagina o el abdomen y la principal herramienta es una malla sintética que sirve para reparar el prolapso

Si requiere más información utilice nuestra plataforma para agendar una cita con nuestros especialistas.