Reconstrucción ósea


Especialidad de Odontología y dentistas

 

La reconstrucción ósea es la regeneración del hueso perdido. El dentista puede recurrir a esta técnica después de una extracción dentaria, para cubrir defectos óseos provocados por una periodontitis o cuando debe colocar un implante dental y no hay suficiente hueso para aguantar firmemente la raíz de titanio. Los métodos de reconstrucción ósea más utilizados son: injertos, que normalmente suelen ser huesos del mismo paciente o sintéticos; regeneración ósea guiada, que consiste en un injerto sobre el que se colocará una membrana para separarlo de la encía y facilitar su cicatrización; plasma rico en factores de crecimiento, que consiste en extraer sangre al paciente y volverle a inyectar únicamente las plaquetas que ayudan a coagular la sangre, de manera que estimulan una regeneración del hueso más rápida; y elevación del seno maxilar, que consiste en rellenar con un injerto artificial las cavidades que se encuentran sobre el paladar detrás de la nariz y por debajo de las órbitas oculares para la formación del futuro hueso.

Vídeos relacionados con Reconstrucción ósea