Cirugía pulmonar toracoscópica por puerto único sin intubación

Escrito por: Top Doctors®
Publicado:
Editado por: Top Doctors®

La videocirugía, una técnica de cirugía torácica, mejora considerablemente los resultados respecto a la cirugía clásica y la recuperación es más rápida y menos dolorosa. 

cirugia pulmonar toracoscopicaGracias a los avances en la medicina tanto en la prevención, diagnóstico precoz y nuevas técnicas quirúrgicas, los tumores pulmonares a día de hoy, y cuando son detectados a tiempo, pueden llegar a ser curables

El cáncer de pulmón puede ser operado de dos formas. La manera clásica es la cirugía abierta, también denominada toracotomía en la cual se realiza una incisión de unos 15-20 cm y se separan las costillas. Este abordaje tiene un postoperatorio muy doloroso y hoy en día ya ha sido sustituido por las técnicas toracoscópicas en muchos centros.

La forma menos agresiva y la que ofrece los mejores resultados es la videocirugía, también denominada VATS. En ella se realizan de una a tres pequeñas incisiones y se opera a través de cámaras de video de alta resolución. Al no separar las costillas la recuperación es mucho mejor.

Nuestro grupo fue pionero en el mundo de videocirugía mediante una sola incisión, realizando el primer caso en 2010. Desde entonces hemos realizado más de 1.000 procedimientos uniportales y más de 600 procedimientos mayores con esta técnica, incluyendo casos muy complejos.

Desde 2014 hemos dado un paso más para reducir la agresión quirúrgica desarrollando la cirugía pulmonar con el paciente sin intubar, bajo sedación y manteniendo la ventilación espontanea, lo cual es menos invasivo y altera menos la inmunidad. Hasta la fecha hemos realizado más de 30 lobectomías mediante esta técnica con excelentes resultados postoperatorios.

Las ventajas de este nuevo avance son múltiples. Se minimizan los efectos adversos de la intubación traqueal y del uso de anestesia general, como pueden ser el traumatismo relacionado con la intubación, la lesión pulmonar inducida por la ventilación, el bloqueo neuromuscular, la reducción de la función cardíaca, las náuseas y el vómito. Además, al tratarse de una técnica mínimamente invasiva con una sola incisión, la estancia hospitalaria se reduce y la recuperación del paciente es mucho más rápida.

Es importante señalar que el uso de esta técnica permite además operar a pacientes a los que por su estado de salud no se les puede administrar anestesia general o pacientes de edad avanzada. Esta nueva forma de intervenir es una opción segura para ellos.

 Redacción de Topdoctors

Por Redacción de Topdoctors