Cirugía ultrasónica para injertos óseos maxilares

Escrito por: Top Doctors®
Publicado:
Editado por: Top Doctors®

Sus fuertes son la seguridad y el comfort que proporcionan al paciente.

Un injerto óseo es un procedimiento por el cual, mediante cirugía oral y maxilo facial, se consigue regenerar parte del hueso que se ha perdido. Los injertos óseos son necesarios cuando se quieren reponer los dientes mediante implantes y no hay hueso suficiente para obtener un resultado óptimo. En muchos casos se utilizan materiales artificiales para regenerar el hueso pero lo más fiable y que garantiza un mayor porcentaje de éxito es que el hueso que se utilice sea del propio paciente. Los injertos óseos normalmente se extraen de la zona del mentón o del ángulo de la mandíbula y se pueden extraer en forma de partículas o en bloques.

La cirugía ultrasónica ha supuesto una revolución a la hora de realizar las intervenciones que necesitan trabajar sobre el hueso. Esta tecnología permite fresar o cortar el hueso sin producir calentamiento y sin afectar a los tejidos que lo rodean. Lo más importante es su ‘selectividad’, solo se corta lo que se quiere sin afectar a los tejidos que están alrededor esta es la gran diferencia con las sierras y fresas tradicionales donde era imposible evitar que los tejidos cercanose vieran afectados bien por rozamiento o bien por calentamiento.

Esta selectividad se traduce en dos grandes ventajas para los pacientes: seguridad y confort. Seguridad porque no se producen lesiones fuera de la zona intervenida y confort porque aser tan selectivo se reduce de forma importante la inflamación y el dolor postoperatorio. Actualmente existen motores ultrasónicos muy potentes y eficientes que garantiza los mejores resultados en todos los procedimientos que requieran trabajar sobre el hueso del maxilar o la mandíbula: injertos de hueso, cirugía ortognática, cirugía periodontal, etc.

Actualmente existen motores ultrasónicos muy potentes y eficientes que garantiza los mejores resultados en todos los procedimientos que requieran trabajar sobre el hueso del maxilar o la mandíbula: injertos de hueso, cirugía ortognática, cirugía periodontal, etc.

 Redacción de Topdoctors

Por Redacción de Topdoctors