Elimina las ojeras con ácido hialurónico

Escrito por: Top Doctors®
Publicado:
Editado por: Top Doctors®

El estrés del día a día, el cansancio, la falta de sueño y una mala alimentación incrementan las antiestéticas ojeras que se forman alrededor de los ojos, así como la aparición del surco que se forma debajo de los párpados inferiores y el pómulo. 

Las ojeras, como se las denomina comúnmente, son una depresión o hundimiento, en ocasiones, de una coloración más oscura que el resto de la piel que lo rodea, que se localiza en el surco lacrimal o llamado “valle de lágrimas”. En la mayoría de ocasiones, suele ser de carácter congénito o hereditario. El surco palpebro malar es una línea de depresión de la piel que se forma entre el parpado inferior y la zona superior malar anterior. Normalmente, se produce por la presencia de bolsas en el parpado inferior y, si la bolsa es pequeña, se puede tratar. 
 

¿En qué consiste el tratamiento?

El tratamiento para combatir las ojeras hace mejorar sensiblemente una mirada cansada y triste por la presencia del hundimiento de la ojera y la presencia del surco que se forma debajo del parpado inferior y el pómulo (surco palpebro malar). Cuando el paciente tiene el surco palpebro malar muy marcado y acompañado de grandes bolsas, se recomienda tratarlas con infiltraciones de ácido hialurónico para el rellenar el surco bajo los ojos. 


El tratamiento se realiza con pequeñas microinyecciones en forma de depósitos o inyección lineal trazante (introducción de la aguja debajo de la piel y, a continuación, aplicar el producto al tiempo que se retira la aguja), bien con microcánula o con aguja dependiendo del tejido y consistencia. Se aplica un relleno de ácido hialurónico específico para esta zona que no produce prácticamente edema ni retiene agua, por lo que el edema post tratamiento es mínimo. Siempre se hace una subcorrección cuidadosa para no excederse y se revisa en un mes por si se necesita algún pequeño retoque.

 

Duración del tratamiento

La duración de la corrección depende de la edad, la laxitud de los ligamentos malares y calidad de la piel de esta zona. Pero, en general, puede alcanzar de 1 a 2 años su buen resultado. Esta zona es pobre en hialuronidasa (enzima que destruye el ácido hialurónico) por lo que se advierte una mayor permanencia del ácido hialurónico que en otras partes del rostro.


En cuanto a los efectos secundarios inmediatos, puede haber un poco de inflamación y algún pequeño hematoma que, con tratamiento adecuado, remite en pocos días.

 

 

 

 Redacción de Topdoctors

Por Redacción de Topdoctors