¿La reducción mamaria afecta la sensibilidad y la lactancia?

Escrito por: Dr. Miguel Rodríguez Salinas
Publicado:
Editado por: Top Doctors®

La reducción mamaria es un procedimiento que ayuda a las mujeres a solucionar sus problemas de dolor de espalda, cuello y cabeza provocados por el tamaño de sus pechos. Es una operación que no interfiere con la sensibilidad ni la función de la lactancia.

 

La reducción mamaria no tiene límite de edad

Las mujeres que sienten que su busto es muy grande y les causa molestias en la espalda, cuello y cabeza, son candidatas a este procedimiento. Generalmente las mujeres entre 17 a 50 años aproximadamente pueden someterse a una reducción mamaria, no hay un límite de edad. Sólo se considera la incomodidad que la paciente sienta con el tamaño de su busto. Es importante recurrir a un cirujano plástico certificado para que el procedimiento sea completamente seguro.

¿En qué consiste la reducción mamaria?

La técnica para reducir el busto que actualmente es muy solicitada, es aquella en la que solamente se recorta y se disminuye el tamaño de la areola. En otra opción se extrae el exceso de tejido mamario, grasa y piel, y se reubica la areola más arriba. La incisión se ubica alrededor del pezón y hacia abajo, sin recurrir a las cicatrices en forma de a o t. El especialista se encarga de mantener unidos los vasos sanguíneos y a los nervios, manteniendo la sensación normal o casi normal. En el caso reducciones más grandes puede ser necesario separar completamente la areola y situarla en una nueva posición.

La cirugía dura un aproximado de dos horas y media a dos horas, en donde la paciente prácticamente se puede integrar al otro día a su vida normal, excepto hacer ejercicio. La actividad física se debe retomar hasta 10 a 15 días después.

Resultados de la operación

Siempre existe la pregunta sobre cómo serán los resultados de una mujer joven que se practica una reducción de busto, ¿Cómo amamantará en el futuro? Generalmente este tipo de problemas no se dan, ya que no se cortan los conductos que producen leche y la conducen hacía el pezón. Se quita el excedente de la glándula, más no la función.

La sensibilidad tampoco se ve afectada, ya que, con el tipo de incisión antes descrita, en forma vertical, la sensibilidad generalmente se preserva.

Actualmente cuando se desea acudir a un cirujano plástico, es importante que se aseguren de que sea un especialista certificado por el Consejo Mexicano de Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva, cuya lista de médicos reconocidos se puede encontrar en internet.

 

Por Dr. Miguel Rodríguez Salinas
Cirugía plástica, estética y reconstructiva

El destacado Cirujano Miguel Rodríguez Salinas se formó como Cirujano Plástico, Estético y Reconstructivo en la Universidad Nacional Autónoma de México y se subespecializó en Cirugía Plástica, Estética y Microcirugía. Es experto en lifting facial, toxina botulínica, lipoescultura, liposucción, rinoplastia y aumento mamario. Cuenta con más de 15 años de experiencia en diversas instituciones de prestigio como el Hospital General de México y el Hospital Das Clínicas ubicado en Brasil. Forma parte de distintas asociaciones entre las que se encuentra la Asociación Mexicana de Cirugía Plástica y Reconstructiva y la International Society of Aesthetic Plastic Surgery. Gracias a esto el Dr. Rodríguez Salinas es reconocido como uno de los mejores médicos especialistas en Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva de Monterrey, México. 

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes