¿Qué es una Luxación de Hombro?

Escrito por: Top Doctors®
Publicado: | Actualizado: 13/04/2022
Editado por: Top Doctors®

 

Una Luxación de Hombro es lo que se produce cuando coloquialmente decimos que el hombro “se ha salido de su sitio” debido a un traumatismo importante

Luxación de Hombro

Debido a la Ruptura de los Ligamentos, la cabeza del húmero se sale y deja de estar en contacto con la glena (la cavidad superficial de un hueso en la que encaja la cabeza de otro hueso). Esto produce un dolor insoportable y el paciente precisa acudir a un Centro de Urgencias para que el médico se lo vuelva a poner en su sitio.

 

Luxaciones Recidivantes

 

Hasta 1/3 de estas lesiones no cicatrizan bien y se convierten en Recidivantes. Esto quiere decir que, ante mínimos movimientos, se reproduce la Luxación, lo que provoca importantes limitaciones funcionales a los pacientes.

 

Este porcentaje puede aumentar hasta el 85% si hablamos de hombres jóvenes practicantes de deportes de contacto y de brazo dominante.

 

Una vez se han producido dos episodios, y sobre todo el 2º ha sido con un mínimo traumatismo, podemos decir que esa Luxación será Recidivante y se irá repitiendo a lo largo del tiempo.

 

Cuantos más episodios de Luxación se han producido y más tiempo de evolución lleva la lesión, más desgastados estarán tejidos y más lesiones asociadas pueden haber, lo que conlleva más dificultad para la reparación.

 

Los ligamentos lesionados son los estabilizadores primarios del hombro. La musculatura que rodea al hombro son estabilizadores secundarios. Una vez se ha convertido en recidivante, la única manera de arreglarlo al 100% es la cirugía, ya que se reparan los ligamentos.

 

La tonificación de la musculatura mediante rehabilitación puede ayudar, pero en ningún caso va a solventar el problema, ni a evitar nuevos episodios de manera segura.

 

La Cirugía

 

Igual que en otras Técnicas Artroscópicas, se introduce mediante pequeñas incisiones una cámara que nos permite visualizar, de manera completa y mucho mejor que con cirugía abierta, la totalidad de la articulación.

 

Habitualmente los ligamentos lesionados se encuentran arrancados del hueso, por lo tanto, mediante pequeños tornillos biocompatibles de 1’5 mm, vamos cosiendo el ligamento roto, hasta volver a ponerlo todo en su sitio.

 

Dependiendo del tamaño de la lesión y de las diferentes estructuras lesionadas, usaremos el número de implantes necesarios. Todo esto puede realizarse mediante cirugía ambulatoria y habitualmente solemos utilizar anestesias regionales con sedaciones para la seguridad del paciente.

 

Postoperatorio

 

Tras la intervención el paciente puede irse a casa el mismo día con el brazo en un cabestrillo. De manera genérica, al día siguiente puede empezar a retirarse el cabestrillo para comer, leer, teclear ordenador… y se inicia la Fisioterapia con movimientos pasivos.

 

Progresivamente se van iniciando ejercicios más intensivos, de manera que, aproximadamente a las 6-8 semanas el paciente puede mover el hombro completamente de manera activa, y se autoriza la reincorporación al deporte previo sobre los 4 meses

 

Riesgos de volver a padecer una Luxación

 

Al intervenir quirúrgicamente, volvemos a dejarlo todo en su sitio, esto quiere decir que, si el paciente vuelve a sufrir otro traumatismo, se puede volver a producir la lesión.

 

Ésta no debería reproducirse con movimientos y deportes más normales (natación, musculación, tenis…) aunque los índices de recidiva pueden variar entre un 3-10% dependiendo de las series.

 

Los factores de riesgo que predisponen a nuevas luxaciones son: deportes de contacto, pacientes con hiperlaxitud, tipo de lesión y más frecuentemente los hombres jóvenes.

 

 Redacción de Topdoctors

Por Redacción de Topdoctors
Ortopedia y Traumatología