Crioterapia

Especialidad de Dermatología

 
La crioterapia es un tratamiento indicado para eliminar determinadas lesiones cutáneas superficiales con una técnica basada en la aplicación de frío extremo, normalmente nitrógeno líquido (-196ºC) mediante un sistema de spray pulverizado. Ese nitrógeno, administrado sobre la lesión concreta, provoca la congelación y destrucción de las células afectadas sin perjudicar el tejido sano que rodea a la lesión. El proceso suele durar entre uno o dos minutos y es poco doloroso pero produce una sensación de escozor y quemazón, por lo que en ocasiones se puede requerir la administración de anestesia local cuando se aplica en zonas muy sensibles. Además, tras la crioterapia suele aparecer rojez, inflamación y alguna ampolla en el área tratada, que se cura en pocos días. Algunas de las lesiones cutáneas en las que esta terapia es más indicada y efectiva son: queratomas actínicos, papilomas víricos,  verrugas o  manchas solares.

Vídeos relacionados con Crioterapia