Estimulación Cerebral Profunda

Top Doctors
Escrito por: La redacción de Top Doctors

Índice

  1. ¿Qué es la Estimulación Cerebral Profunda?
  2. ¿Para qué funciona el Neuroestimulador?
  3. ¿Por qué se realiza?
  4. ¿Cuál es el procedimiento?
  5. ¿Cómo funciona el sistema de Estimulación Cerebral Profunda?
  6. ¿Cuáles son los riesgos asociados?
  7. ¿Cuáles son sus beneficios?
  8. ¿Con qué especialista acudir?

¿Qué es la Estimulación Cerebral Profunda?

La Estimulación Cerebral utiliza un dispositivo llamado Neuroestimulador para transmitir señales eléctricas a las áreas del cerebro que controlan el movimiento, el dolor, el estado de ánimo, el peso, pensamientos obsesivos compulsivos y el despertar de un estado de coma.

Estimulación Cerebral y Neuroestimulación

 

La Estimulación Cerebral Profunda implica la implantación de electrodos en ciertas áreas del cerebro para ayudar a las personas con una variedad de Trastornos Neurológicos.

¿Para qué funciona el Neuroestimulador?

La Estimulación Medular Eléctrica, también conocida como Neuroestimulación es un procedimiento médico que se lleva a cabo para bloquear la señal del dolor mediante la modulación del impulso que genera nuestro cuerpo.

¿Por qué se realiza la Estimulación Cerebral Profunda?

La Estimulación Cerebral Profunda es un tratamiento para los trastornos del movimiento y para las personas que no pueden controlar sus síntomas con medicamentos.

La ECP se utiliza para tratar las siguientes afecciones neurológicas:

¿Cuál es el procedimiento para implantar la Estimulación Cerebral Profunda?

Para que la Estimulación Cerebral Profunda se implante deben realizarse dos cirugías separadas. Después de realizar una resonancia magnética para localizar el lugar apropiado en el cerebro, la cirugía implanta los electrodos en el cerebro.

Se fija un marco estereostático para mantener la cabeza del paciente quieta durante el procedimiento. Una vez que se adormece el cuero cabelludo, se implanta el alambre delgado con electrodos y también se implanta un neuroestimulador cerca de la clavícula.

El paciente debe estar despierto para que el Neurólogo y el Cirujano puedan hacer preguntas, asegurándose de que se estimulen las áreas correctas del cerebro.

Un día después, el Neurocirujano implanta un estimulador de pulso en el pecho del paciente en la cirugía de la pared torácica. Se hace una pequeña abertura detrás de la oreja y se pasa el alambre de extensión por debajo de la piel para conectarse con el neuroestimulador.

El estimulador está programado para enviar pulsos eléctricos al cerebro.

¿Cómo funciona el sistema ECP?

El sistema ECP utiliza un generador de pulsos implantado, un conductor (llamado electrodo) y un cable de extensión. El conductor se implanta en la región objetiva del cerebro.

El cable de extensión se pone por debajo de la piel y conecta el conductor con el generador de pulso implantado, que luego envía señales eléctricas.

La Estimulación Cerebral Profunda cambia la actividad cerebral y se asocia con una mayor liberación de un módulo portador de energía llamado Trifosfato de Adenosina, que se encuentra en las células de todo ser viviente.

Esta liberación crea una acumulación de Adenosina, que una vez activada desencadena un proceso que reduce tanto el temblor como cualquier efecto adverso causado por la ECP.

¿Cuáles son los riesgos asociados con la Estimulación Cerebral Profunda?

Estimular el cerebro puede causar efectos secundarios. Como la cirugía implica hacer pequeños agujeros en el cráneo para implantar electrodos, y la cirugía para implantar un dispositivo que contiene las baterías bajo la piel en el pecho.

Los riesgos de la cirugía pueden provocar:

Por lo tanto, el paciente realmente debe considerar si este es el procedimiento que quiere hacerse.

¿Cuáles son los beneficios de la Estimulación Cerebral Profunda?

El implante de EPC ayuda a aliviar los síntomas en pacientes que sufren de enfermedades como la Enfermedad de Parkinson, donde los medicamentos no controlan los temblores.

De acuerdo con el Medical News Today, los resultados de un ensayo clínico de dos años de duración han demostrado que la EPC mejora la calidad general de vida y el funcionamiento social de los pacientes en las primeras etapas de la Enfermedad de Parkinson.

La EPC también puede ayudar con la dificultad para caminar y la Distonía.

¿Con qué especialista acudir?

Para llevar a cabo este tratamiento, es necesario acudir con Neurológos especialistas en Cirugía Estereotáctica Funcional y Neurofisiólogos especialistas en Registro Intracerebral.