Micropigmentación

Especialidad de Dermatología

 

El maquillaje permanente, o micropigmentación, es un tratamiento facial que se realiza mediante una técnica de implantación de pigmentos en la piel (aplicados con un aparato llamado dermógrafo). A través de este método, totalmente indoloro, se logra un efecto de maquillaje inmediato con un resultado final muy natural que permite: resaltar algunos rasgos faciales, por ejemplo dando más expresividad a la mirada o simulando un volumen de pestañas mayor; embellecer y hacer más perfectos algunas zonas de la cara, como el perfil de los labios o la forma de las cejas; o corregir algunas imperfecciones o asimetrías del rostro, como el labio leporino con cicatrices. Previamente a la realización del tratamiento, se debe realizar un estudio de la estructura ósea y de la piel de la persona, así como hacer una prueba de alergia para asegurarse que tolerará bien los pigmentos que se aplicarán. También se debe tener en cuenta su edad, y preferencias personales a la hora de elegir un estilo de micropigmentación. De todos modos, es un tratamiento semipermanente que dura entre unos dos y cinco años ya que los pigmentos se van reabsorbiendo por la piel, por lo que se requerirá aplicar un repaso paso ese tiempo.

loading...