Reflujo Vesicoureteral

Índice

  1. ¿Qué es el Reflujo Vesicoureteral?
  2. Síntomas y clasificación
  3. Tipos de Reflujo Vesicoureteral
  4. Tratamiento
  5. ¿Con qué especialista acudir?

¿Qué es el Reflujo Vesicoureteral?

El Reflujo Vesicoureteral es el paso retrógrado no fisiológico de la orina desde la vejiga al uréter, es decir, cuando la orina está a punto de ser expulsada por la vejiga, esta no sale en su totalidad, regresando por el uréter al riñón, que puede ocasionar daño en el riñón o Nefropatía por reflujo a causa de la cicatrización.

Se presenta con más frecuencia en bebés y niños, aunque en la adultez puede ser un factor de alto riesgo para sufrir Infecciones en las Vías Urinarias.

Síntomas y clasificación

Uno de los principales síntomas es la constante presencia de Infecciones en Vías Urinarias, que en algunos casos no suelen arrojar síntomas notables, pero pueden mostrar signos de:

  • Necesidad constante de orinar
  • Ardor o dolor al orinar
  • Orinar con frecuencia pero en cantidades pequeñas
  • Orina turbia
  • Fiebre
  • Dolor en un costado que puede transferirse a la parte baja de la espalda, abdomen e ingles

En Pacientes Pediátricos es posible identificarlo a través de síntomas como Fiebre, Falta de Apetito o Irritabilidad, además de otros problemas como mojar la cama, Estreñimiento y detectar proteína en la orina, que son signos de un reflujo no tratado.

Tipos de Reflujo Vesicoureteral

Es Reflujo Vesicoureteral puede presentarse en dos tipos:

  • Reflujo Vesicoureteral Primario: es ocasionado por una Anomalía Congénita en la válvula que tiene como función prevenir el retroceso de la orina por el uréter, no obstante, la causa también podría ser genética. En la edad adulta esta afección se puede corregir por sí sola
  • Reflujo Vesicoureteral Secundario: se caracteriza por la falla en la vejiga que impide que se vacíe correctamente debido a una obstrucción, falla en los músculos o nervios de la vejiga

Tratamiento

Este padecimiento se presenta con más frecuencia en niñas entre los 0 y 2 años de edad, por lo cual debe ser atendido por un especialista en Urología Pediátrica.

Entre los estudios necesarios para su diagnóstico se encuentran:

  • Análisis de Orina
  • Creatinina en Sangre
  • Urocultivo
  • Tomografías Computarizadas de Abdomen
  • Ultrasonido de Riñón y Vejiga
  • Pielografía

A pesar de dividirse en dos tipos al Reflujo Vesicoureteral se clasifica en cinco grados para su tratamiento.

  • Grados I y II: se usa un tratamiento basado en antibióticos para la prevención de Infecciones en Vías Urinarias y vigilancia cuidadosa del riñón
  • Grados III, IV y V: será necesaria la intervención quirúrgica si no responden a los tratamientos a base de antibióticos

La cirugía consta en colocar el uréter nuevamente en la vejiga o reconstruirla lo cual reduciría la cantidad y gravedad de las Infecciones Urinarias.

Para los casos más graves será necesario recibir un tratamiento para Enfermedad Crónica Renal.  

¿Con qué especialista acudir?

Para llevar a cabo el tratamiento del Reflujo Vesicoureteral es necesario acudir con un Urólogo.