Tuberculosis pulmonar

Especialidad de Neumología

La tuberculosis pulmonar es una enfermedad infecciosa causada por una bacteria llamada Mycobacterium tuberculosis que se puede adquirir por la inhalación de gotitas de agua provenientes de la tos o el estornudo de una persona infectada (el llamado bacilo de Koch). Entre sus síntomas más frecuentes en un estado avanzado de la enfermedad se encuentran la fiebre, la sudoración, la pérdida de peso, el cansancio general, la tos, el dolor torácico, y el sangrado en esputo. Para el diagnóstico es necesario realizar un aislamiento de estos bacilos, en cultivo de muestras de esputo o a través de diversas pruebas o biopsias (broncoescopia, biopsia pleural o biopsia glangionar). Si no se realiza un tratamiento, la tuberculosis provoca la muerte. El tratamiento habitual se basa en la combinación de, como mínimo, cuatro fármacos administrados varias veces al día durante un período de tiempo prolongado (seis meses, por lo general). Dado que es una enfermedad contagiosa, se deben seguir los consejos médicos en lo que respecta al control de la medicación y al aislamiento inicial para evitar una posible extensión de la enfermedad al resto de la población.

Vídeos relacionados con Tuberculosis pulmonar