Enfermedad Discal Degenerativa, envejecimiento natural de la columna

Escrito por: Top Doctors®
Publicado:
Editado por: Top Doctors®

Consiste en la pérdida de la habilidad de la columna para funcionar eficientemente, lo que ocasiona dolor de cuello, espalda baja o alta y ocasionalmente molestia en una o ambas piernas

 

 

¿Qué es?

 

La Enfermedad Discal Degenerativa (EDD) es una de las causas más frecuentes de dolor de espalda o cuello y muy mal entendida por médicos y pacientes. Siendo estrictos no es una enfermedad ya que es el proceso normal de envejecimiento de la columna pero que para ciertas personas es muy acelerado y en algunos discos muy severo para la edad cronológica del paciente. Consiste en la pérdida de la habilidad de la columna (se incluye disco, hueso y ligamentos) para funcionar eficientemente lo que ocasiona dolor de cuello, espalda baja o alta y que ocasionalmente se irradia la molestia a una o ambas piernas o brazos. La intensidad, frecuencia y recurrencia es muy variable y depende mucho de los hábitos y cuidados del paciente.

 

Enfermedad muy variable en su naturaleza y severidad

 

La degeneración (desgaste) de la columna vertebral es parte del proceso de envejecimiento natural, como las canas y las arrugas, y con el tiempo todas las personas van a presentar estos cambios en mayor o menor grado pero no todas ellas van a presentar síntomas dolorosos ya que la EDD es muy variable en su naturaleza y severidad y no todas las personas que la presentan van a tener molestias, y si las presentan puede ser en forma muy diversa e incluso detenerse la molestia aunque se incremente la degeneración a través del tiempo. En pocas palabras no está condenado a tener dolor por siempre si usted se atiende en forma apropiada con un especialista en Ortopedia y Traumatología.

 

Predisposición y factores de riesgo

 

Trabajos sedentarios, falta de ejercicio regular, obesidad y malas posturas nos predisponen a esta enfermedad. Estar en una sola posición por tiempo prolongado o efectuar trabajos físicos pesados nos ponen en riesgo. Los deportes de contacto y accidentes sin duda también favorecen la aparición de padecimientos dolorosos. El tabaquismo incrementa considerablemente la posibilidad de presentar dolor lumbar y retardo en la recuperación.

 

 Redacción de Topdoctors

Por Redacción de Topdoctors
Ortopedia y traumatología