Láser prostático para la Hiperplasia Benigna de Próstata

Escrito por: Top Doctors®
Publicado:
Editado por: Top Doctors®

En materia de láser prostático hay avances de manera continua. Desde que empezara el primer láser verde de 80w,  hasta el Cyber Tulio o el láser verde XPS, ambos de 180w, han pasado apenas 10 años y las diferencias son considerables.

La técnica de láser prostático ha evolucionado hasta el punto de que hoy en día se pueden operar próstatas de tamaños que antes eran impensables. Sobre  todo gracias a aportaciones tan importantes como la fibra de disparo frontal que se puede utilizar en laser Cyber Tulio, la cual nos permite realizar dos técnicas distintas a la fotovaporización clásica de láseres menores, como son la vaporesección y la enucleación.

Hiperplasia Benigna de Próstata (HBP)

Estos tipos de láseres son para tratar la Hiperplasia Benigna de Próstata, que es un agrandamiento de la glándula prostática muy común en el hombre a partir de los 50-60 años. Las ventajas que conlleva este tipo de láser prostático frente a técnicas tradicionales son muchas ya que esta cirugía no tiene sangrado, lo cual hace que sea una cirugía mínimamente agresiva e invasiva. Y actualmente se puede tratar a cualquier tipo de paciente y casi cualquier tamaño de próstata.

Recuperación tras láser prostático

Además, la recuperación es muy rápida, no deja secuelas de incontinencia ni impotencia. Por lo general, es que el paciente se vaya a casa en 24 horas ya sin sonda y que recupere su actividad normal en 3 o 4 días. Con guardar un poco de reposo esos días es suficiente.

 Redacción de Topdoctors

Por Redacción de Topdoctors