Cirugía Endoscópica de Columna

Índice

  1. -¿Qué es la Cirugía Endoscópica de Columna?
  2. En qué casos se indica la Cirugía Endoscópica de Columna
  3. Procedimiento
  4. ¿Con qué especialista debo acudir?

¿Qué es la Cirugía Endoscópica de Columna?

La Cirugía Endoscópica de Columna permite reducir al máximo la agresividad sobre los tejidos del paciente y mejora el resultado de la Cirugía Abierta.

Al inicio de la intervención se realiza una pequeña incisión de 5-7 mm por el que se puede introducir el material necesario para la Cirugía. Una cánula que incorpora una óptica de máxima precisión que permitirá explorar la zona y trabajar de forma cómoda sobre la parte afectada sin causar daños en los tejidos de alrededor.

La recuperación será favorable debido a que no se realiza ninguna gran disección para permitir el acceso a la Columna. Esta es la ventaja principal de la Cirugía Endoscópica de Columna.

En qué casos se indica la Cirugía Endoscópica de Columna

Este tratamiento está enfocado para la Cirugía de la Hernia Discal Lumbar y la Cirugía de la Estenosis de Canal.

La Cirugía Endoscópica de Columna tiene el fin de causar el menor daño posible al paciente. Se trata de un útil tratamiento de las Lumbalgias y las Lumbociatalgias.

Se indica en muchas ocasiones en los que anteriormente se podía hacer muy poco desde vista quirúrgico al no presentar un compromiso neurológico completo.

Este tipo de Cirugía está enfocada para convertirse en un procedimiento habitual, como a día de hoy son las Artroscopías de Rodilla, ante estas ningún Cirujano decide operar una rotura meniscal a través de la Cirugía Abierta, sin pasar antes por la Artroscopía.

Procedimiento

La Cirugía Endoscópica de Columna busca realizar el menor daño posible a las estructuras del paciente. Para esto se realiza una incisión, se coloca una cánula a través de la cual se introduce una óptica que permite ampliar y poder observar de forma más precisa el campo de trabajo.

Es decir, esta técnica no nos obliga a efectuar grandes incisiones para llegar hasta la columna del paciente.

En primer lugar, el paciente ingresa a primera hora de la mañana, y esa misma mañana será intervenido.

Durante un día estará ingresado y al día siguiente se le dará el alta hospitalaria. Tras pasar un día después de la operación, el paciente podrá salir por su propio pie con una faja lumbar para garantizar su comodidad y a las dos semanas volverá para realizar una revisión y la extracción de los dos o tres puntos que se han realizado en la zona de la incisión.

¿Con qué especialista debo acudir?

Para realizar esta Cirugía, es necesario acudir con un Traumatólogo o un Neurocirujano.