Discapacidad Intelectual

Índice:

  1. ¿Qué es la Discapacidad Intelectual?
  2. ¿Cuáles son las causas?
  3. ¿Cuáles son los síntomas?
  4. ¿Cómo se diagnostica?
  5. ¿Cuál es el tratamiento?
  6. ¿A qué especialista debo acudir?

¿Qué es la Discapacidad Intelectual?

La Discapacidad Intelectual es una afección diagnosticada antes de los 18 años, hace referencia a un funcionamiento intelectual general por debajo del promedio y carencia de las destrezas necesarias para la vida diaria. La Discapacidad Intelectual es una condición que se refiere a la disminución en la capacidad de entendimiento de una persona, así como para adquirir nuevos conocimientos y aplicar nuevas habilidades. La genética se encarga de estudiar qué condiciones pueden desencadenar esta enfermedad y cómo prevenirla.

Discapacidad Intelectual

Es importante mencionar que anteriormente se le llamaba Retardo Mental. Sin embargo, este término ya no se utiliza. En los niños, los niveles de Discapacidad Intelectual varían desde problemas muy leves hasta problemas muy graves.

La Discapacidad Intelectual puede hacer que los niños que la padecen se desarrollen de una forma más lenta que otros niños, de la misma edad.

¿Cuáles son las causas?

La Discapacidad Intelectual tiene origen en muchas afecciones, diferentes factores de riesgo pueden ocasionarla. Entre las que se pueden incluir:

  • Infecciones (presentes o después del nacimiento)
  • Anomalías Cromosómicas
  • Ambientales
  • Metabólicas (niveles altos de bilirrubina en los bebés)
  • Nutricionales
  • Exposición intrauterina al alcohol, cocaína y otras drogas)
  • Traumatismos

¿Cuáles son los síntomas?

Es importante identificar una Discapacidad Intelectual, entre más rápida sea diagnosticada será más fácil obtener ayuda. Hay muchas señales para identificar una discapacidad como son:

  • Falta o retraso del desarrollo de habilidades motoras, destrezas del lenguaje y habilidades de autoayuda
  • Insuficiencia para crecer intelectualmente
  • Falta de curiosidad
  • Problemas en la escuela
  • Incapacidad para adaptarse
  • Dificultad para entender y acatar reglas sociales
  • Gatear o caminar más tarde que los demás niños
  • Dificultad para percibir las consecuencias de sus actos
  • Dificultad para resolver problemas

¿Cómo se diagnostica?

El proceso de diagnóstico se realiza a través de características como: tener un CI significativamente bajo y tener muchos problemas con el funcionamiento cotidiano. La prueba de Coeficiente Intelectual mide las actitudes de aprendizaje y resolución de problemas de un niño. Un Coeficiente Intelectual normal es cercano a 100 puntos.

Los niños con Discapacidad Intelectual tienen entre 70 y 55 puntos o menos.

El desempeño de los niños en el día a día puede medir su conducta de adaptación, sus competencias y determinar si existe o no Discapacidad Intelectual. Es importante observar:

  • Su destreza en el cuidado personal
  • Destrezas sociales y de comunicación
  • Aptitudes escolares
  • Aprendizaje de rutinas
  • Autocuidado
  • Uso de dinero

¿Cuál es el tratamiento?

El objetivo principal del tratamiento de Discapacidad Intelectual es maximizar el potencial del paciente. El entrenamiento y la educación puede comenzar desde la lactancia. Es importante que un especialista pueda evaluar a las personas en busca de otros problemas de salud mental y física.

Generalmente la Terapia Conductual es útil para trata a las personas con Discapacidad Intelectual.

¿A qué especialista debo acudir?

Para más información te recomendamos acudir con un especialista en Pediatría, Psicología o Psiquiatría.