Fibrosis Pulmonar

Índice 

  1. ¿Qué es la Fibrosis Pulmonar?
  2. Síntomas de la Fibrosis Pulmonar
  3. ¿Cuáles son las causas de la Fibrosis Pulmonar?
  4. ¿Se puede prevenir?
  5. ¿En que consiste el tratamiento?
  6. ¿A qué especialista acudir?

¿Qué es la Fibrosis Pulmonar?

Una persona padece Fibrosis Pulmonar cuando el tejido de sus pulmones está cicatrizándose. El tejido de los pulmones se transforma hacia una forma dura y gruesa.

Al ocurrir esto, se dificulta la recepción de oxígeno a la sangre, por lo tanto recuperar el aliento se convierte en una difícil tarea.

Esta enfermedad pulmonar puede convertirse en una Fibrosis Pulmonar Idiopática, cuando no se puede encontrar un origen de la enfermedad, aunque también está relacionada con el Tabaco.

Síntomas de la Fibrosis Pulmonar

La Fibrosis Pulmonar se manifiesta de las siguientes maneras:

  • Tos seca
  • Disminución de peso sin motivo
  • Cansancio
  • Dificultad para respirar
  • Dolor en músculos y articulaciones
  • Aumento de las extremidades de los pies o manos.

Sin embargo los síntomas de la Fibrosis Pulmonar pueden cambiar de un individuo a otro, ya que depende de la evolución de la enfermedad.

El ritmo de la enfermedad puede acelerarse y agravarse y en otros enfermos evoluciona lentamente, tardando meses o incluso años.

La Fibrosis Pulmonar de larga data también aumenta el riesgo de que se desarrolle Cáncer de Pulmón.

¿Cuáles son las causas de la Fibrosis Pulmonar?

Existen diversas causas que pueden originar la Fibrosis Pulmonar, se puede organizar esta clasificación en tres grandes grupos: 

  • Factores ocupacionales y ambientales: permanecer en contacto con sustancias químicas pueden perjudicar a tus pulmones como la harina de sílice, fibras de asbesto, polvo de metales duros, polvo de carbón, polvo de granos, excremento de pájaros y animales.
  • Tratamientos con radiación: los pacientes que se exponen a radioterapia debido al Cáncer de Pulmón o Mama, pueden padecer signos de daño pulmonar meses o en algunos casos, años después. La seriedad de la enfermedad puede variar según los casos. La proporción del pulmón que se expuso a la radiación, la suma total de radiación recibida, si también se utilizó quimioterapia, o la presencia de una enfermedad pulmonar no conocida.
  • Medicamentos: existen muchos fármacos perjudiciales para tus pulmones como por ejemplo, los medicamentos para quimioterapia, para el corazón, algunos antibióticos o algunos antiinflamatorios.
  • Esclerodermia: enfermedad que afecta más comúnmente a la piel, que llega a endurecerse, pero también pueden verse los órganos internos

¿Se puede prevenir?

La mejor manera de prevenir la Fibrosis Pulmonar es evitar sus posibles focos de infección.

Es decir, evitar entrar en contacto con sustancias químicas, los tratamientos con radiación y los medicamentos, anteriormente mencionados.

Los puestos de trabajo que están en contacto con sustancias químicas o peligrosas, deben prevenir a sus trabajadores de una futura Fibrosis Pulmonar.

¿En qué consiste el tratamiento?

El acto de cicatrización en el pulmón no es reversible. Tampoco se puede bloquear la enfermedad, esta seguirá avanzando pero a menor velocidad.

Algunos de los tratamientos que mencionaremos a continuación, pueden ayudar a sentir una sensación de mejoría temporal o retrasar la velocidad de la enfermedad.

Existen los siguientes tratamientos:

¿A qué especialista acudir?

Para conocer el mejor tratamiento, cada paciente debe consultar con un médico especialista en Neumología.