Profusión de lidocaína

Especialidad de Medicina del dolor

 
La profusión de lidocaína es un tratamiento por el cual se suministra un anestésico local (la lidocaína) por vía intravenosa para provocar el bloqueo del dolor de la zona determinada que se quiera tratar. A través de un catéter introducido en la vena se administra el analgésico durante unos 60 ó 90 minutos, mientras se controla el ritmo cardíaco y la tensión arterial, ya que este medicamento puede producir alteraciones cardíacas. La acción de la lidocaína consiste en el bloqueo de la transmisión nerviosa del dolor hacia el cerebro evitando las señales de dolor. Este tratamiento está especialmente indicado para tratar dolores postherpéticos y dolores asociados a la fibromialgia.
loading...