Toxina Botulínica (Bótox)

Índice

  1. ¿Qué es Toxina Botulínica (Bótox)?
  2. ¿Por se realiza?
  3. ¿En qué consiste?
  4. Preparación para la Toxina Botulínica (Bótox)
  5. - Cuidados tras la intervención
  6. Especialista que aplica Toxina Botulínica (Bótox)

¿Qué es la Toxina Botulínica (Bótox)?

La Toxina Botulínica, más comúnmente conocida como Bótox, es una neurotoxina que, pese a ser liberada por el Botulismo, una enfermedad que surge de una bacteria que provoca Parálisis Muscular.

¿Qué es la toxina botulínica (bótox)?

Es también un fármaco que se usa con fines médicos para tratar algunas enfermedades neurológicas y también en la Medicina Estética.

¿Por qué se realiza?

Su uso más común es la inyección en cantidades minúsculas en puntos estratégicos de la cara para tratar y minimizar las arrugas y líneas de expresión

También tiene otras aplicaciones médicas como la corrección del exceso de sudoración, el tratamiento de Tics, Fotoenvejecimiento, espasmos musculares, Parálisis Facial, Sonrisa Gingival.

De igual manera, se utiliza para tratar algunas Enfermedades Neurológicas y otras afecciones como la Disfagia.

¿En qué consiste?

Las inyecciones de Toxina Botulínica debilitan y paralizan determinados músculos, bloqueando algunos nervios.

En Medicina Estética, actúa disminuyendo la contracción de los músculos faciales temporalmente, dejando la piel tersa y tonificada, corrigiendo las arrugas y previniendo su progresión.

Los efectos de la inyección no son inmediatos, se empiezan a revelar una vez transcurridos tres o cuatro días, dependiendo de cada paciente. Los resultados son altamente satisfactorios.

Además, según el paciente el efecto de la Toxina Botulínica puede durar entre cuatro y ocho meses; por lo que para mantenerlo se deberán realizar periódicamente.

Preparación para la Toxina Botulínica (Botox)

Las pacientes embarazadas o en período de lactancia no pueden someterse a un tratamiento de Toxina Botulínica.

Para que la Toxina Botulínica penetre correctamente en los tejidos, es importante llevar a cabo determinadas precauciones durante los días previos al tratamiento.

El paciente no puede tomar ningún medicamento ni suplemento nutricional que afecte a la coagulación, como la Vitamina E o el ajo. Tampoco es recomendable el uso de antiagregantes o la ingesta de alcohol.

Cuidados tras la intervención

Este tratamiento puede conllevar determinados efectos secundarios que incluyen:

  • Dolor en el lugar de la inyección
  • Dolor de Cabeza
  • Síntomas similares a los de la gripe
  • Malestar estomacal

Además, las inyecciones en la cara pueden provocar una caída temporal de los párpados de la cara.

Especialista que aplica Toxina Botulínica (Bótox)

La aplicación de inyecciones de Toxina Botulínica dependerá del fin de éstas. Para tratamientos estéticos, es recomendable acudir con un especialista en Medicina Estética.