Esta web necesita JavaScript para funcionar
 Tumores del sistema nervioso

Tumores del sistema nervioso

Top Doctors
La redacción de Top Doctors
Top Doctors
Escrito por: La redacción de Top Doctors Sources: Top Doctors CO
Editado por: TOP DOCTORS® el 22/04/2022

El sistema nervioso central (cerebro y médula) puede verse afectado por procesos tumorales, tanto benignos como malignos. La exploración clínica es la base fundamental del diagnóstico

 

tumores-cerebrales

 

La existencia de Patología Cerebral y una de sus consecuencias más frecuentes, como la Epilepsia, han obsesionado a la humanidad desde la antigüedad. Las trepanaciones halladas en cráneos en épocas precolombinas en México y otras tierras americanas, hacen pensar que en algunos casos los trepanados sobrevivían a dicha cirugía. Queda para investigarse aún si en estos casos el motivo para efectuarlos era terapéutico.

 

En la diferenciación de diagnóstico de las Lesiones Tumorales Cerebrales y Medulares se debe valorar si son tumores primitivos del sistema nervioso o lesiones Secundarias a procesos tumorales en otras partes del organismo (metástasis). También debe tenerse en cuenta si nacen del propio parénquima cerebral o si el origen está en estructuras que están en íntima relación con ellos (raíces nerviosas, meninges, vasos arteriales o venosos y hueso).

 

Tipos de Tumores Cerebrales

 

Gran parte del pronóstico tras los tratamientos instituidos dependen de esta singularidad. Como en otros tipos de tumores, hay predominancia en grupos de edad y de sexo. En tumores que son primitivos del parénquima cerebral o medular destacan los que son de extirpe glial, o comúnmente denominados Astrocitomas, en sus distintos grados, entre otros.

 

Entre las lesiones que afectan al sistema nervioso pero que tienen su origen en estructuras adyacentes al mismo, como son las meninges, destacan los Meningiomas. Por otro lado, los Neurinomas son lesiones que se originan a partir de raíces nerviosas. Hay lesiones de origen vascular que pueden afectar por efecto de masa o por sangrados, tales como los Angiomas Cavernosos.

 

Existen además lesiones tumorales que, aunque no son estrictamente cerebrales, pueden afectar a estructuras del sistema nervioso, como es el caso de los Adenomas Hipofisarios, cuando afectan a los nervios ópticos.

 

Diagnóstico de Tumores Cerebrales

 

Se debe sospechar la existencia de procesos tumorales cuando hay alteraciones tales como Dolor de Cabeza, Mareos, Alteraciones Sensitivas o Motoras o de alguna otra función como es la audición o dolores tipo Neuralgia, como los que suelen producir en la cara las lesiones denominadas de «fosa posterior».

 

La exploración clínica es la base fundamental del diagnóstico a la que hay que añadir pruebas de imagen para ubicar la situación de la lesión y así tener una aproximación de diagnóstico. Actualmente se dispone de avanzados sistemas de diagnóstico por imagen, tales como la RM, la Tomografía Axial Computarizada (TAC), la Arteriografía Digital Cerebral. También son de suma utilidad el Electroencefalograma y combinación de estudios como el PET-TAC.

 

Tratamiento Quirúrgico

 

El tratamiento quirúrgico depende en gran medida del tipo de Tumor. Por ejemplo, los Tumores que tienden a propagarse ampliamente en el tejido encefálico o de médula espinal adyacente, como los Astrocitomas o Glioblastomas no se pueden curar con cirugía

 

Con frecuencia, el primer paso en el tratamiento de un Tumor Encefálico  o de médula espinal consiste en que el neurocirujano extirpe tanto tumor como sea seguro sin afectar la función normal del encéfalo. La cirugía sola o combinada con radioterapia puede controlar o curar muchos tipos de tumores, incluyendo algunos Astrocitomas, Ependimomas, Craneofaringiomas, Gangliogliomas y Meningiomas de bajo grado.

 

Otra intervención común que puede llevarse a cabo es la Craneotomía. Esta consiste en una abertura quirúrgica hecha en el cráneo. Este método se usa con más frecuencia como tratamiento quirúrgico para los Tumores de Encéfalo. La persona puede estar bajo anestesia general o puede estar despierta al menos durante parte del procedimiento (con el área de la cirugía adormecida) si la función del encéfalo necesita ser evaluada durante la operación. El cirujano puede usar diferentes técnicas para extraer el Tumor y también para reducir el riesgo de remover partes vitales del encéfalo.

 

Neurocirugía