Asistencia Ventricular

Índice

  1. -¿Qué es la Asistencia Ventricular?
  2. -¿Por qué se realiza la Asistencia Ventricular?
  3. -¿En qué consiste la Asistencia Ventricular?
  4. Preparación para la operación de Asistencia Ventricular
  5. Cuidados tras la intervención de Asistencia Ventricular
  6. Alternativas a la Asistencia Ventricular
  7. Especialista que realiza la Asistencia Ventricular

¿Qué es la Asistencia Ventricular?

La Asistencia Ventricular consiste en un dispositivo que se implanta en el corazón que ayuda al músculo cardíaco a bombear sangre de los Ventrículos hacia el resto del cuerpo a través de venas, arterias y vasos sanguíneos.

Asistencia Ventricular

Este dispositivo, que funciona como una especie de bomba mecánica, se utiliza en personas que padecen Insuficiencia Cardíaca o que tienen el corazón débil por algún motivo.

Como tal, el procedimiento de implantación de un Dispositivo de Asistencia Ventricular necesita que se lleve a cabo una Cirugía a Corazón Abierto bajo Anestesia General, por lo que su implante presenta importantes riesgos. La intervención dura entre cuatro y seis horas.

Existen tres tipos, el Dispositivo de Asistencia Ventricular Izquierda, el de Asistencia Ventricular Derecha y el Dispositivo de Asistencia Biventricular, que da apoyo a ambas cavidades.

¿Por qué se realiza la Asistencia Ventricular?

El Dispositivo de Asistencia Ventricular se utiliza en diferentes casos:
 

  • El paciente necesita un Trasplante de Corazón. El Dispositivo de Asistencia Ventricular será utilizado temporalmente hasta que llegue el corazón donado. El dispositivo hace que la sangre siga bombeándose y fluyendo a pesar de que el corazón no rinde como debería
  • El paciente no cumple los requisitos para someterse a un trasplante ya que padece otras enfermedades. En estos casos, el implante se lleva a cabo porque el paciente tiene alguna insuficiencia, pero no puede ser sometido al trasplante, ya que tiene otras enfermedades. El Dispositivo de Asistencia Ventricular puede mejorar la función de otros órganos o incluso las enfermedades que hacían inviable el trasplante
  • El paciente no es un buen candidato para el trasplante. Los dispositivos de Asistencia Ventricular se utilizan cada vez más como un tratamiento a largo plazo para luchar contra la Insuficiencia Cardiaca, pero que por algún motivo no es candidato para un trasplante, como por ejemplo una persona mayor de 65 años
  • La función cardíaca del paciente puede volver a ser normal. Se dan casos en los que un paciente tiene Insuficiencia Cardíaca temporal. En estos casos, el dispositivo puede implantarse como asistente hasta que el Miocardio recupere su actividad normal y bombee sangre por sí mismo. El Dispositivo de Asistencia Ventricular se puede implantar temporalmente tras algunas cirugías cardiacas

¿En qué consiste la Asistencia Ventricular?

El procedimiento para instalar un Dispositivo de Asistencia Ventricular es un procedimiento que se realiza a corazón abierto, por lo que puede entrañar importantes riesgos para la salud del paciente.

Durante la cirugía, el paciente será conectado a un respirador a través de una sonda que llegará a los pulmones. En algunos casos, el médico puede utilizar medicamentos para detener el corazón, por lo que el paciente podría ser conectado a una máquina de Bypass Cardiopulmonar para mantener oxigenada la sangre.

Una vez realizada la incisión y abierta la caja torácica, el equipo médico implantará un dispositivo y funcionará con un tubo que transportará sangre desde el Ventrículo izquierdo del corazón hacia una bomba, que hará lo mismo hacia la Aorta.

Una vez que el dispositivo funciona correctamente, se desconectará al paciente de la máquina de Bypass.

Preparación para la operación de Asistencia Ventricular

A la hora de evaluar la enfermedad, se pueden solicitar pruebas médicas tales como el Ecocardiograma, Radiografía Torácica, Electrocardiograma Cateterismo Cardíaco.

El equipo médico deberá enseñar tanto al paciente como a su familia como utilizar el dispositivo y, sobre todo, como aprender a convivir con él.

Cuidados tras una intervención de Asistencia Ventricular

Tras someterse al proceso, el paciente pasará unos días en la Unidad de Cuidados Intensivos y se le administrarán medicamentos, líquidos y alimentos por vía intravenosa.

Es posible que los pulmones no funcionen de forma correcta, por lo que el paciente puede estar unos días conectado a un respirador. La actividad se recupera poco a poco y los especialistas trabajarán con el paciente hasta que este pueda irse a casa.

Durante un tiempo, el paciente deberá tomar antibióticos y anticoagulantes para evitar infecciones y otro tipo de complicaciones como Trombosis.

El paciente deberá acudir a consultas de seguimiento y someterse a diversos análisis para controlar su estado de salud. Durante el primer mes será necesario hacer una visita de seguimiento semanal para comprobar si el dispositivo funciona de forma correcta.

Alternativas a la Asistencia Ventricular

Como se ha comentado anteriormente, la implantación de un Sistema o Dispositivo de Asistencia Ventricular puede ser un tratamiento alternativo para el Trasplante de Corazón, que consiste principalmente en el uso del corazón de un donante para sustituir el corazón enfermo de un paciente.

El Dispositivo de Asistencia Ventricular se puede utilizar como puente en el tiempo de espera del paciente que recibirá un corazón donado y en aquellos casos en los que el paciente no es apto para someterse a un Trasplante debido a que padece otras enfermedades o simplemente porque no reúne los criterios básicos, como por ejemplo ser mayor de 65 años.

Especialista que realiza la Asistencia Ventricular

El especialista que se encarga de colocar el Dispositivo de Asistencia Ventricular es el Cardiólogo