Dermatitis Atópica

Índice

  1. ¿Qué es la Dermatitis Atópica?
  2. Consistencia de la Dermatitis Atópica
  3. ¿Cuáles son sus síntomas?
  4. Diagnóstico de la Dermatitis Atópica
  5. ¿Cuáles son sus causas?
  6. ¿Se puede prevenir?
  7. Tratamientos para la Dermatitis Atópica
  8. ¿Qué especialista lo atiende?

¿Qué es la Dermatitis Atópica?

La Dermatitis Atópica es una enfermedad que causa inflamación, su progresión es crónica y los principales efectos se ven en la piel con una picazón severa. Es nombrada Dermatitis Atópica debido a que tiene afectaciones en partes aleatorias del cuerpo.

De tratarse a tiempo, la Dermatitis Atópica puede erradicarse en la adolescencia.

Consistencia de la Dermatitis Atópica

La Dermatitis Atópica es una enfermedad crónica, es decir suele avanzar y no tiene cura, sin embargo, hay tratamientos que funcionan para controlarla y llevar una vida normal. Si es el caso, la Dermatitis Atópica es breve y puede desaparecer durante la adolescencia.

Cuando la enfermedad no desaparece en una edad temprana, se vuelve crónica y sus síntomas crecen con el tiempo hasta volverse más graves.

Síntomas de la Dermatitis Atópica

Durante la infancia, los pacientes pueden presentar una gran variedad de síntomas, entre los que destacan:

  • Piel seca
  • Aparición de Eritema, Vesículas, Costras y Eccemas
  • Caspa

Y, por otro lado, cuando la enfermedad se vuelve crónica los síntomas suelen ser más específicos y requieren de un tratamiento mucho más estricto, además de los ya mencionados pueden estar:

  • Hiperqueratosis
  • Engrosamiento de la piel
  • Aparición de Pápulas
  • Picazón muy intensa
  • Fisuras con presencia de sangre
  • Sensibilidad a las infecciones cutáneas debido a la presencia de Eccema, que favorece el crecimiento de bacterias

Diagnóstico de la Dermatitis Atópica

Hay diferentes formas de diagnosticar está enfermedad, el especialista en Dermatología hace las siguientes pruebas para brindar un primer análisis:

  • Prueba del Parche (se aplican algunas sustancias alergénicas en la piel)
  • Biopsia (en raras ocasiones, para excluir patologías graves relacionadas con la Dermatitis Atópica)
  • Dosis de inmunoglobulinas de tipo E y específicas
  • Prueba de Punción

Incluso los ensayos clínicos pueden consistir en exámenes respiratorios como Asma, Rinitis y Rinoconjuntivitis, debido a que están relacionados directamente por la Dermatitis Atópica.

Causas de la Dermatitis Atópica

La aparición de la Dermatitis Atópica aparece por diferentes factores, entre los más comunes están:

Prevención de la Dermatitis Atópica

Debido a sus múltiples factores de aparición, la Dermatitis Atópica no se puede prevenir, sin embargo, su intensidad y control sí.

La etapa crucial para desaparecerla en su totalidad es durante la infancia, aunque también con una buena atención en la edad adulta se puede llevar una vida normal.

Los principales cuidados que se deben tener son:

  • Utilizar productos de buena calidad para cuidar la piel, puedes asesorarte con un Dermatólogo para comprar cremas especializadas
  • Puedes utilizar ropa de algodón, lino y de cualquier otro material natural
  • Si compras productos de maquillaje y estéticos es recomendable fijarse que no contengan fragancias ni alérgenos

Tratamientos para la Dermatitis Atópica

Hay diferentes tratamientos para erradicar la enfermedad, dependiendo la intensidad de su operación.

Entre los más comunes están:

  • Medicamentos en presentación de crema a base de corticosteroides
  • Cremas para curar las lesiones cutáneas ya en curso
  • Antihistamínicos, antibióticos o medicamentos antivirales
  • Fototerapia (cuando esté recomendado)
  • Homeopatía

Tal como se ha especificado, muy a menudo estos tratamientos ayudarán a reducir los síntomas, pero los pacientes adultos en los que la Dermatitis Atópica se ha vuelto crónica difícilmente podrán sanar completamente.

¿Qué especialista atienda la Dermatitis Atópica?

Aunque los Pediatras pueden ser los primeros en detectar factores asociados con la enfermedad, es necesario acudir con un Dermatólogo para tener un buen acompañamiento hasta la cura de la Dermatitis Atópica.