Dermatitis atópica alérgica

Especialidad de Alergología

 

La dermatitis atópica es una enfermedad de la piel que aparece sobretodo en persona que padecen alergias o con familiares que las padecen. No tiene ninguna relación con la dermatitis pero se ha encontrado relación entre su aparición y la ingesta de determinados alimentos, como el huevo, la leche de vaca o el maíz. Suele aparecer durante los primeros meses de vida y es frecuente que se manifieste en forma de enrojecimiento o costra en la piel del bebé, con prurito (picor intenso) en algunas partes muy concretas: cara, cuero cabelludo, manos, zona del pañal, piernas y pies, y en pliegues de codos y rodillas. Las personas que padecen esta enfermedad pueden desarrollar cataratas en edad adulta, así como episodios de herpes de forma reiterada, por ello es importante establecer el diagnóstico correcto, realizando pruebas cutáneas para establecer el agente externo que provoca la dematitis alérgica, y establecer una serie de hábitos para evitar el comezón que se padece de forma generalizada en estos casos. El tratamiento se basa en abordar la alergia que produce esta enfermedad, el uso de cremas que alivien los síntomas antes descritos, y el uso de corticoesteroides en las fases más críticas.