Mielitis Transversa

Índice:

  1. ¿Qué es la Mielitis Transversa?
  2. ¿Cuáles son las causas de la Mielitis?
  3. Síntomas de Mielitis
  4. Pruebas médicas para la Mielitis
  5. Tratamientos para la Mielitis
  6. ¿Se puede prevenir?

¿Qué es la Mielitis Transversa?

El término Mielitis Transversa es una afección caracterizada por la inflamación de la Médula Espinal ocasionado en el revestimiento de las células nerviosas.

Tratamientos para la Mielitis

No se trata de una enfermedad en sí misma, sino de un síntoma de una variedad de condiciones, lo que hace que el diagnóstico pueda ser un poco complejo. Se presenta entre 1 y 10 personas por cada millón de habitantes y con más frecuencia en adultos jóvenes.

A menudo se conoce como Mielitis Transversa, lo que se refiere a la inflamación del lado izquierdo y derecho de la Médula Espinal.

Sin embargo, no todos los casos de Mielitis son transversales, sino que pueden ser:

  • Mielitis Difusa: donde la inflamación afecta a toda la médula espinal
  • Mielitis Limitada: donde el foco patológico sólo se localiza en la médula espinal
  • Mielitis Multifocal: afectando a ciertas áreas del cuerpo

¿Cuáles son las causas de la mielitis?

En muchos casos su origen es desconocido, no obstante, se han identificado algunos factores de riesgo que pueden desencadenarla como:

  • Condiciones o Enfermedades Autoinmunes: incluido el Síndrome de Sjörgen  o la Esclerosis Múltiple
  • Infecciones: entre las cuales se incluyen Tuberculosis, Sífilis, Infecciones Virales e Infecciones por Hongos
  • Trastornos de Vasos Sanguíneos: que afectan la columna vertebral
  • Enfermedades del Tejido Cognitivo

Por otra parte, la Poliomielitis es una forma de Mielitis causada por el Poliovirus, siendo una enfermedad ya erradicada para la que existe una vacuna eficaz.

En muchos casos de Mielitis, sin embargo, se desconoce la causa y se diagnosticará como “Mielitis Idiopática”.

Síntomas de Mielitis

Los síntomas de la Mielitis Transversa pueden variar según la ubicación que puede incluir pérdida de la función medular por días o semanas, además de:

  • Dolor en la parte baja de la espalda
  • Pérdida de fuerza en brazos o piernas
  • Hormigueo en las piernas o los brazos
  • Pérdida de sensibilidad
  • Problemas con el control de esfínteres de la Vejiga o Intestinos
  • Fiebre

Por otra parte, los síntomas pueden desarrollarse a los pocos días o bien, en otros casos, al cabo de varias semanas o meses.

Algunos pacientes pueden recuperarse sin secuelas o las mínimas, pero en otros casos pueden afectar la realización de sus actividades cotidianas, ya que puede afectar otros órganos como la vejiga o el intestino

Pruebas médicas para la Mielitis

El diagnóstico de la Mielitis es complejo, ya que los síntomas pueden ser indicativos de otras muchas afecciones, por ello se debe acudir con un especialista en Neurología para evaluar la sintomatología y la duración de estos.

Además de solicitar algunas pruebas, como Resonancia Magnética, Tomografía Computarizada, Punción Lumbar o Medular y/o Análisis de Sangre, para descartar afecciones como Estenosis Espinal, Deslizamientos de Disco, Lupus, VIH o algún Tumor Espinal o Medular.

Tratamientos para la Mielitis

Los esteroides pueden administrarse en algunos casos como tratamiento inicial, ya que reducen la inflamación en la columna. No obstante, si el médico sospecha que el paciente tiene una enfermedad viral posiblemente le recetará antivirales.

Si la causa es por una Enfermedad Autoinmune puede que el paciente ya reciba medicación para ella, pero puede recomendarse una Terapia de Intercambio de Plasma.

Por otra parte, también es posible administrar analgésicos para controlar los síntomas. Además, si el daño que provoca la mielitis es a largo plazo, es posible que el especialista recomiende realizar ejercicios de Fisioterapia y Terapia Ocupacional.

Para ayudarle a mejorar sus capacidades físicas, o encontrar formas alternativas para llevar a cabo sus quehaceres diarios.

Si se detecta que la Mielitis Transversa es ocasionada por otra enfermedad el tratamiento se basara en tratar la enfermedad subyacente.

¿Se puede prevenir?

Es posible prevenir algunas de las infecciones que pueden ser causantes de Mielitis, pero no existe por norma general una manera de prevención conocida.

Además, es una condición que afecta a personas de todas las edades y tampoco existe un factor de riesgo específico que predisponga a ello.