Embolización de Miomas Uterinos

Índice​

  1. - ¿Qué es la Embolización de Miomas Uterinos?
  2. - ¿Por qué se realiza?
  3. - ¿En qué consiste?
  4. - Preparación para la Embolización de Miomas Uterinos
  5. - Cuidados tras la intervención
  6. Alternativas a este tratamiento
  7. Especialista

 

¿Qué es la Embolización de Miomas Uterinos?

La Embolización de los Miomas Uterinos es un nuevo tratamiento de estos tumores benignos en el que se evita la cirugía, ya que se realiza usando la Radiología.

Embolización de Miomas Uterinos

¿Por qué se realiza?

En un principio, la Embolización de Miomas Uterinos se hacía para contener y limitar la hemorragia durante la Cirugía Abierta, ya que estos tumores están muy vascularizados.

Actualmente se ha comprobado que con la Embolización por Vía Endovascular se resuelven los síntomas y no es necesario proceder a cirugía para completar el tratamiento.

¿En qué consiste?

La Embolización se realiza con anestesia general mediante una incisión en la ingle de 3 mm, consiste en colocar un catéter por vía intraarterial puncionando la arteria femoral a través de la piel. Con control radiográfico, este catéter se dirige a las arterias uterinas y, una vez en el sitio adecuado, se inyectan pequeñas partículas que cierran las pequeñas ramas arteriales que nutren al Mioma. El tejido del tumor muere y el Mioma disminuye de tamaño y, en la mayoría de los casos, los síntomas desaparecen.

Las partículas que se utilizan son de distintos materiales, todas son seguras y efectivas y se enclavan en las arterias uterinas de forma que no pueden liberarse y circular hacia otras partes del cuerpo.

Preparación para la Embolización de Miomas Uterinos

Antes de realizarse la intervención, un ginecólogo debe confirmar si los síntomas que presenta la paciente y que motivan este procedimiento se deben realmente a la presencia de los Miomas. Además, se realizará un estudio con Resonancia Magnética o Ecografía para valorar el número de miomas, su localización precisa y el tamaño.

Puede ser que también se realice una Laparoscopia para ver directamente la superficie de los órganos abdominales y pélvicos.Si el sangrado es el síntoma más importante que sufre la paciente está indicado realizar una biopsia del endometrio para descartar Cáncer.

Cuidados tras la intervención

Tras la intervención se recomienda a la paciente lo tome calma, evitando la actividad agobiante durante la primera semana. En cuanto al tema sexual, debe consultarse con el especialista, pero se recomienda esperar alrededor de un mes para volver a mantener relaciones sexuales.

Alternativas a este tratamiento

La opción de la cirugía tradicional de extracción de los Miomas se realiza mediante una incisión y abertura en el abdomen o la vagina.

Existen dos tipos:

  • Miomectomía: Se practica única y exclusivamente la exéresis del mioma, preservando el útero que debe ser reconstruido durante el acto quirúrgico. Esta técnica no evita la posibilidad de que en el futuro vuelvan a aparecer nuevos miomas uterinos
  • Histerectomía: Esta cirugía consiste en la exéresis total del útero. La extirpación completa del útero solo se indicará en casos de sangrados masivos que no cesan con otras técnicas, en aquellas mujeres premenopáusicas que no deseen tener más hijos y con otras enfermedades ginecológicas (Endometriosis, etc.) o con síntomas muy incapacitantes

Especialista

Para llevar un tratamiento adecuado sobre la Embolización de Miomas Uterinos es necesario acudir con un Especialista en Ginecología o bien, acudir con un Radiólogo.