Pérdida de audición


Especialidad de Otorrinolaringología

La pérdida de audición, conocida como hipoacusia o sordera, es la disminución de capacidad auditiva de manera permanente o reversible. Puede afectar a uno o ambos oídos y puede ser parcial o total. Los niños pueden nacer con deficiencias auditivas o padecer pérdida de oído durante una etapa posterior. Las causas más frecuentes de pérdida de audición en bebés y niños son: infecciones de oído, infecciones de la madre durante el embarazo o el parto, problemas durante el nacimiento (por ejemplo, falta de oxígeno), infecciones durante la infancia, determinados medicamentos, exposición permanente a excesivo ruido o herencia genética, entre otras. Los bebés deben someterse a una prueba auditiva antes de cumplir un mes de edad. Si la deficiencia no se detecta a tiempo, el niño puede tener problemas en el desarrollo del lenguaje. El tratamiento depende de cada caso, pero puede consistir en la administración de medicamentos, cirugía, la colocación de audífonos o implantes cocleares, o terapia con un logopeda, que en casos graves requerirá el aprendizaje del lenguaje de signos.

Vídeos relacionados con Pérdida de audición